Santi Vila alaba la gestión de Agbar, la damnificada por la adjudicación de ATLL

stop

El consejero catalán de Territori i Sostenibilitat aplaude el trabajo que ha realizado el grupo para consolidar la cultura del ahorro de agua

Ángel Simón, Santi Vila y Antonio Balmón en Cornellá | ED

20 de marzo de 2014 (20:35 CET)

Las relaciones tensas entre la Generalitat de Catalunya y Aguas de Barcelona (Agbar) a raíz de la guerra del agua podrían entrar en fase de mejora. Al menos, en el plano institucional la refriega amaina. La gestora catalana y el Govern han escenificado que han enterrado el hacha de guerra en la celebración del Día del Agua en el museo de la empresa de Cornellà del Llobregat (Barcelona). Que Agbar haya resultado victoriosa del enfrentamiento en los tribunales no resulta ajeno a este acercamiento.

El responsable de cerrar el acto ha sido el consejero de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila (CiU). El político ha piropeado a la compañía por el trabajo que hace tanto en el plano social como por consolidar la cultura del ahorro de agua en Catalunya. Una imagen que contrasta con la frialdad que dominó el encuentro entre el máximo directivo de la multinacional, Ángel Simón, y el President Artur Mas en un acto de Foment del Treball a finales de 2012, pocos días después de la adjudicación formal de la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL) a Acciona el rival de Agbar en el proceso.

Optimizar los recursos con más criterio

El consejero de Territori i Sostenibilitat ha manifestado este jueves que el compromiso del Gobierno catalán en la gestión de los recursos hídricos va en tres direcciones: garantizar el suministro y recuperar los caudales de los ríos Ter y Ebro “que se han reducido de forma significativa los últimos 50 años”; consolidar el ahorro de agua, “donde el trabajo de Agbar ha sido ejemplar”; y culminar la red de saneamiento ambiental, completada al 95% en tan sólo 10 años.

Vila ha reconocido que la lista de tareas es extensa. “Durante la década pasada habían muchos recursos y poco criterio en usarlos, ahora se necesita dar la vuelta y optimizarlos”, ha sentenciado el político. También ha alabado a Agbar por gestionar un museo “modernista y moderno, el continente a menudo nos dice cosas del contenido”.

Empresa global y local


Simón, a su vez, ha destacado que Agbar es un grupo exitoso por aprender de las localidades en las que está presente y aplicar su conocimiento en todo el mundo. “Somos globales pero también locales”, ha manifestado. “Mantendremos esta fortaleza si seguimos por este camino”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad