Sarkozy, imputado por corrupción

stop

El ex presidente francés ha sido interrogado durante 15 horas por la policía judicial de Paris

La entrada del Departamento de Investigación Criminal de Nanterre, donde declara Sarkozy | EFE

02 de julio de 2014 (09:00 CET)

Francia se despierta con un ex presidente imputado. Nicolas Sarkozy ha sido acusado de corrupción y tráfico de influencias después de prestar declaración durante 15 horas ante la policía judicial de Nanterre, al norte de París. La justicia investiga al ex mandatario conservador por tejer una red que le informaba sobre el proceso judicial que investigaba la presunta financiación irregular de su campaña electoral.

Los cargos que se le imputan al ex presidente en el marco del caso de las escuchas están penados con hasta 10 años de prisión, aunque todavía se desconoce si Sarkozy pondría un pie en la cárcel.

Imputación inédita

El arresto de Sarkozy supone un hecho inédito para un ex presidente que en las últimas semanas había mostrado su intención de volver a la vida política de la que había sido apartado tras perder las últimas elecciones generales.

La justicia estrechó el cerco sobre Sarkozy el pasado 26 de febrero, cuando le incluyó en la investigación del caso por tráfico de influencia y violación del secreto de instrucción.

Los otros imputados


En ella, colaboraban el abogado de confianza del líder conservador, Thierry Herzog, y dos magistrados del Tribunal Supremo (la Cor de cassation), Gilbert Azibert y Patrick Sassoust.

Herzog, y Azibert, han comparecido ante dos jueces de instrucción con vistas a su probable imputación, según fuentes judiciales. Los medios franceses aseguran que ambos han sido imputados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad