Susana Díaz humilla al PP en la elección del parlamento andaluz

stop

INICIO DE LA LEGISLATURA ANDALUZA

Susana Díaz y Juan Manuel Moreno, en la constitución del parlamento andaluz

Barcelona, 16 de abril de 2015 (17:23 CET)

Mal comienzo. Susana Díaz cree que lo tiene todo ligado. Y que el PP, como los propios dirigentes del partido han sugerido en las últimas semanas, se abstendrá en la segunda votación para su investidura.

Pero juega con fuego. Juan Pablo Durán, el candidato socialista, ha sido elegido presidente del parlamento, pero únicamente con el voto de los 47 diputados del PSOE. Y en la Mesa, el PP se ha quedado con un único representante, a pesar de ser la segunda fuerza política, con 33 escaños, la misma presencia que la de Izquierda Unida, con sólo cinco diputados.

El candidato del PP para presidir la cámara autonómica era Manuel Andrés González, que sólo ha conseguido los 33 votos de su grupo.

El clima no ha dejado dudas: los acuerdos de legislatura están lejos, pero también un pacto que garantice a Susana Díaz la investidura, en las próximas semanas. El PSOE sabe que el PP no puede permitirse el lujo de dejar a Andalucía en una situación de ingobernabilidad, pero otra cosa es que el PSOE abuse de su posición.

El PSOE no cede en sus pretensiones

Tanto Podemos como Ciudadanos han votado en blanco en relación a la candidatura de Durán. Por lo que la elección se ha decidido en segunda vuelta, que es lo que ocurrirá con la votación de Susana Díaz.

En las vicepresidencias del parlamento andaluz, el PSOE también ha querido constatar que fue la lista más votada. La socialista Teresa Jiménez será la vicepresidenta primera; la candidata del PP, Esperanza Oña, será la vicepresidenta segunda; y el diputado de Podemos, Juan Moreno Yagüe, será vicepresidente tercero. Tanto Ciudadanos como Izquierda Unida no han presentado candidatos para esos cargos.

¿Conflicto en el Tribunal Constitucional?

A diferencia de otras autonomías, en Andalucía todos los grupos con representación deben tener plaza en la Mesa del parlamento. Y, por tanto, como secretarios se aseguraba la presencia de uno de Ciudadanos, Julio Díaz Robledo, y de IU, José Antonio Castro.

Pero el PSOE ha logrado también una secretaría, en la persona de Verónica Pérez. Es decidir, los socialistas se habían planteado un esquema de tres representantes, y uno para cada uno del resto de partidos. No se han movido, y han alcanzado el objetivo.

Esa posición ha molestado mucho al PP, provocando una gran bronca entre el portavoz del PP, Carlos Rojas, y el socialista Luis Pizarro. Hasta el punto que Rojas ha anunciado que recurrirá la decisión ante el Tribunal Constitucional. "Nadie en Andalucía entiende que con un millón de votos tengamos la misma representación que un partido con cinco escaños", en alusión a IU.

La responsabilidad del PP

Ahora, con este inicio caótico, Susana Díaz deberá medir muy bien sus pasos. Ciudadanos y Podemos se niegan a facilitar su investidura si Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados por el caso de los ERE, no dejan sus escaños.

Depende del PP, y el PP ahora está enojado. Una de las salidas podría ser una larga espera hasta después de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. En función del resultado global, el PP tomaría una decisión. Pero en las propias filas del PP se entiende que no sería una decisión responsable.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad