Susana Díaz y Miquel Iceta, en una imagen de archivo. ED

Tensión en el PSOE: Susana Díaz marca las líneas rojas a Iceta

stop

Susana Díaz advierte: "Si lo que pretenden los que dicen ser nación es ser Estado, estaré enfrente"

Barcelona, 25 de noviembre de 2019 (16:40 CET)

"Reconocer a Cataluña como nación y a España como un Estado plurinacional". Así describe el programa que el PSC debatirá en su congreso de diciembre su propuesta de solución al conflicto catalán. "Si pretenden declararse nación para ser Estado, ahí chocaremos", respondió Susana Díaz, en un intento por marcar las líneas rojas a ERC y los socalistas catalanes, cuya lenguaje territorial, en la línea de Podemos, provoca suspicacias en el PSOE.

La secretaria general del PSOE-A no ha sido la única socialista que ha pegado un brinco ante la última propuesta del PSC, pero sí la que más contundentemente ha matizado su posición. "Si lo que pretenden los que dicen ser nación es ser Estado, estaré enfrente", afirmó la líder andaluza, en medio de las negociaciones con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para facilitar la investidura de Pedro Sánchez.

"Si en cambio reivindican un sentimiento, la Constitución permite que cada uno se sienta español como quiera", añadió Díaz, que a su vez quiso mostrar su confianza en que el candidato a la investidura y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de quien dijo que "tiene muy claro que todos los diálogos, acuerdos y el marco de convivencia es la Constitución, la unidad de España y la defensa de la democracia, y de ahí no nos vamos a mover".

A su juicio, en España "cada uno puede sentir como quiera pero no cuestionar el Estado español", pero manifestó sentir tranquilidad porque Sánchez entiende esto, sin mencionar siquiera a los socialistas catalanes y su propuesta.

Contradicciones en el socialismo por la definición de "nación"

En una línea parecida se expresó el presidente valenciano Ximo Puig, que aseguró que en el diálogo para formar Gobierno cada partido puede plantear lo que considere oportuno, pero hay unas "líneas rojas evidentes", las que establecen la Constitución y la legalidad, que no se van a traspasar. "No hay ninguna posibilidad de haya un acuerdo que desborde la Constitución sin una reforma constitucional que tiene que estar sometida al pueblo español", dijo.

Desde el Gobierno en funciones han intentado traer tranquilidad a la conversación. El ministro Luis Planas ha subrayado también este lunes que las negociaciones con ERC se sitúan "en el marco de referencia" de la Constitución. "Dentro del respeto a la Constitución y la ley, todo. Fuera de la Constitución y la ley, nada", ha garantizado el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación. España "necesita y merece un Gobierno" cuanto antes, añadió.

La también ministra en funciones Margarita Robles aseguró que el Gobierno de coalición PSOE-Podemos trabajará "exclusivamente dentro de la Constitución" y defenderá "el interés general" para hacer de España "una sociedad más fuerte". La titular de Defensa añadió que "lo más importante es que España tenga un Gobierno progresista, sólido y que se va a mover exclusivamente dentro de la Constitución", donde "cabe todo".

El PSC también se defendió de las críticas. Salvador Illa recordó que desde la "fundación" del partido, "el siglo pasado", los socialistas catalanes vienen defendido que Cataluña "es una nación". No es "ninguna novedad", subrayó el secretario de organización del PSC. "Mucha gente además siente a Cataluña como nación y sobre sentimientos no hay nada que se pueda decir", respondió Illa indirectamente a Díaz, sin tampoco mencionarle.

"Eso no significa que creamos que tiene que ser ni una nación independiente ni un Estado", enfatió el dirigente del PSC.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad