La expresidenta del Parlament Núria de Gispert (i), a su llegada al Tribunal Supremo/EFE
stop

La ex presidenta del Parlament se ha convertido en un "trol" en las redes

Barcelona, 02 de mayo de 2019 (14:06 CET)

La ex presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha vuelto a incendiar las redes con su último tuit, en el que llama cerdos a varios miembros de Ciudadanos y del PP. No es la primera vez que la portavoz de Demòcrates de Catalunya carga contra miembros de otras formaciones, con resultados tan controvertidos que ha terminado por eliminar sus publicaciones y pedir disculpas.

Gispert ha cogido el gusto a las redes, que usa como mecanismo de ataque contra aquellos que no son de su agrado. Inés Arrimadas ha sido una de sus contrincantes favoritas en Twitter, con la que ya causó una polémica en noviembre de 2017, cuando, después de que encarcelaran a los líderes independentistas por los hechos del 1-O, la diputada naranja opinó que Cataluña "no puede permitirse cuatro años más de procés"; a lo que Gispert le respondió "¿por qué no vuelves a Cádiz?". Pese a que la ex presidenta del Parlament pidió disculpas, no tardó en repetir la pregunta seis meses después. 

Sin ir más lejos, el pasado viernes, cuando Gispert recibió la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat, Arrimadas señaló a la miembro de Demócrates por haberla "echado" de Cataluña. "El nacionalismo premia a xenófobos haciéndoles Presidentes de la Generalitat o dándoles la Cruz de Sant Jordi, una de las máximas distinciones otorgadas en Cataluña", esgrimía la miembro del partido de Albert Rivera. Gispert no tardó en responder, asegurando a Arrimadas, que ha sido escogida como número dos de Cs al Congreso de los Diputados, que se encontrará mejor en Madrid. 

"Inéssss, te marchas tú solita de aquí a unas semanas. Te lo has buscado tu. La bilis que escupes contra una gran parte de Cataluña te ha hecho huir. Tu éxito, muy efímero. Seguro que vas a encontrarte mejor en Madrid. Estarás muy cerca de Telva, la revista Hola, Pronto... Olvídate de Cataluña.", espetava Núria de Gispert en las redes.

Gispert, amante de la polémica

La pasión de Gispert por generar controversia se intensificó con la materialización del procés, en 2017. La ex presidenta del Parlament inició su propio "challenge", en las redes, a través de un vídeo en el que rompía un par de huevos e invitaba a otros políticos a continuar con el reto. El origen de este vídeo fue el argumento del regidor de la CUP Joan Coma, sobre el voto a favor de romper el hemiciclo catalán. Afirmó que "para hacer la tortilla hay que romper huevos"; lo que le llevó a declarar ante la Audiencia Nacional. 

En julio del mismo año, reconoció que no hubiera dejado que la Guardia Civil entrara en el Parlament si continuara ejerciendo su cargo, cuando investigaban el caso del 3%. A su excompañero de Unió Democràtica de Catalunya, Ramon Espadaler, le llamó traidor por no apoyar la causa independentista y haber dejado el Govern durante septiembre antes del referéndum.

El líder de Ciudadanos también fue objeto de la virulencia de Gispert: llegó a dar detalles sobre la educación de la hija de Rivera, que aseguró que estudiaba en la misma escuela concertada en la que lo hizo él, mientras criticaba el modelo educativo catalán. 

El día 2 de noviembre de 2011, cuando encerraron a los líderes independentistas, Gispert cargó contra la Audiencia Nacional, a cuyos miembros llamó "canallas de extrema derecha" por "atentar contra el gobierno legítimo. Aquí fue el diputado catalán Carlos Carrizosa el que apuntó contra ella, recordando el sueldo de 97.000 euros que cobra Gispert como ex presidenta del hemicilo catalán. 

Durante la campaña electoral de 2018, la ex presidenta ha cargado, entre otros, contra medios de comunicación como La Vanguardia o El Periódico, por no "criticar" a los candidatos del PP y Ciudadanos. La alcaldesa de Barcelona Ada ColauCayetana Álvarez de Toledo tampoco agradan a Gispert; que ha llegado a llamar a la diputada del PP "idiota". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad