Quim Torra, presidente de la Generalitat, en el juicio en su contra en el TSJC. Imagen: EFE/Andreu Dalmau/

Torra descarta adelantar elecciones y ser candidato

stop

El president dice que, mientras dependa de él, no habrá comicios anticipados, y elude valorar si Puigdemont debería volvera a encabezar la lista de JxCat

Barcelona, 21 de noviembre de 2019 (12:07 CET)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha descartado como candidato en las próximas elecciones catalanas, y ha insistido en que, mientras dependa de él, no piensa adelantar los comicios. 

"Si de mí depende, que depende de mí" no habrá elecciones en 2020, ha asegurado el presidente catalán, que hasta en cuatro ocasiones ha insistido en que no habrá cita con las urnas anticipadas, y ha asegurado que en su reunión del miércoles en Bélgica con su antecesor, Carles Puigdemont, no trataron sobre la posibilidad de un adelanto electoral.

Entrevistado en RAC-1,Torra también ha remarcado que no volverá a aspirar a la presidencia de la Generalitat. "No me volveré a presentar a ninguna otra elección", ha zanjado. Lo que no ha dicho es si aboga porque vuelva a ser Puigdemont el candidato de JxCat. "Eso no se lo sé contestar", ha respondido cuando  le han preguntado por ese tema.

Torra, en busca de la inhabilitación

Torra, que siempre ha dado a entender que no tiene vocación alguna de alargarse en el cargo, podría ser inhabilitado en las próximas semanas o meses si es condenado en la causa por desobediencia que el lunes quedó vista para sentencia en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Y, como si buscara esa inhabilitación, él mismo admitió durante su declaración en la vista oral que había desobedecido a la Junta Electoral Central (JEC) cuando en marzo le ordenó retirar las pancartas y lazos amarillos de los edificios de la Generalitat. “Sí desobedecí, lo hice porque era una orden ilegal, dictada por un órgano que no tenía competencias”, alegó ante el tribunal.

En caso de condena, el botón para convocar elecciones dejaría de estar en sus manos. Y eso podría suceder incluso aunque la sentencia aún no sea firme. Es a lo que se refería en la entrevista al afirmar que, en estos tiempos, "las cosas no dependen solo del presidente de la Generalitat. Si Torra es inhabilitado, se abriría un periodo de 10 días para presentar un candidato a la presidencia y luego dos meses para investirlo, trascurridos los cuales, se convocarían elecciones de forma automática.

Maniobras dilatorias

De todos modos, Torra ya maniobra para posponer ese escenario que quién más quién menos asume que es cuestión de tiempo. Su abogado defensor, Gonzalo Boye, ya ha presentado un recurso al TSJC para este plantee ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) cinco cuestiones prejudiciales referidas a la imparcialidad de los miembros del tribunal que juzga al president.

Boye las presentó durante su alegato final en la vista oral pero el presidente de la sala, Jesús María Barrientos, las rechazó por considerar que la petición se debía de haber planteado antes, y no en ese momento procesal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad