El presidente de la Generalitat, Quim Torra. /EFE

Torra lanza una cortina de humo para disimular el revés de Estrasburgo

stop

El Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas ha emitido un informe en el que denuncia la condición de los presos independentistas

Barcelona, 29 de mayo de 2019 (20:36 CET)

La máquina propagandística de la Generalitat echa humo. Un día después de que Estrasburgo coincidiera con el Gobierno sobre la nulidad de la declaración de independencia de Carles Puigdemont, el Grupo de Trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha emitido un informe en el que reclama la liberación de Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que Quim Torra ha decidido esgrimir contra el Gobierno. 

El presidente de la Generalitat ha reclamado al Ejecutivo que libere a los líderes presos, tal y como exige el documento, que denuncia las "tácticas represivas" del estado contra el independentismo. El Grupo de Trabajo, vinculado al Tribunal de la ONU, ha determinado que los magistrados españoles que juzgan a los líderes del procés tenían "ideas preconcebidas" y por lo tanto "no son imparciales". Torra ha anunciado que transmitirá el mensaje de la ONU a la Fiscalía, y convoca una reunión para redactar la misiva, durante este viernes. 

Tan solo una hora antes, la Fiscalía ratificaba las penas de cárcel que exigía para los presos políticos por rebelión, malversación y sedición, que alcanzan los 25 años. A la vez, optaba por retirar los cargos sobre el ex conseller Santi Vila. En la presentación del informe, el abogado británico experto en derechos humanos Ben Emmerson, ha recordado que si España se niega a acatar el mandato de la ONU  se encontrará en una situación de enfrentamiento a los dictámenes de la ONU, además de ejercer una "vulneración continuada y flagrante de la legislación internacional". 

"Si el señor Pedro Sánchez pretende demostrar que España es una democracia deberá liberar a todos los presos políticos", subrayó Emmerson. "El gobierno español debe deshacerse de todas las actitudes represivas heredadas de una larga dictadura y moverse hacia el siglo XXI (...). Si España no puede demostrar que es una democracia, no tiene lugar en el corazón de una Europa moderna", añadía el abogado. 

Emmerson reclama no solo la liberación "inmediata" de los presos, sino también una compensación en base a la normativa internacional. Además, pide que el Estado se siente a negociar un referéndum vinculante sobre el futuro de Cataluña y amnistíe a Puigdemont i la exconsellera Clara Ponsatí, ambos en Bruselas, huidos de la justicia. 

Puigdemont, vetado del Parlamento Europeo

El expresidente catalán ha intentado este miércoles entrar en el Parlamento Europeo para realizar los trámites de posesión de su cargo de eurodiputado, donde ha tenido un rifirrafe con el personal de seguridad, que le ha vetado la entrada al edificio. Puigdemont asegura que, cuando ha pedido explicaciones al personal de seguridad, les han respondido que España no había comunicado la lista oficial de los eurodiputados escogidos todavía, a lo que el expresidente inquirió por la razón de que otros electos españoles sí que habían podido realizar los trámites.

Según el líder independentista, los encargados de seguridad de la Eurocámara tenían una lista donde su nombre, junto al de Toni Comín y Oriol Junqueras, aparecían en otro color, lo que respondía a un encargo del  el Secretario General del Parlamento Europeo, que había emitido la orden de prohibirles la entrada. Ante los medios, Puigdemont ha asegurado que tomará medidas legales contra esa resolución, y remarca que si es eurodiputado es porque ha recibido el voto de los ciudadanos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad