Ernest Maragall, consejero de Acción Exterior. /EFE

Torra reactiva la paradiplomacia de la Generalitat

stop

El Govern paraliza la liquidación del Diplocat, completada salvo a efectos formales, y convoca al patronato del organismo para tratar de reconstruirlo

Barcelona, 12 de junio de 2018 (13:25 CET)

El Govern de Quim Torra ha iniciado el proceso para reactivar el Diplocat, el Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña, que el gobierno de Mariano Rajoy desmanteló durante la intervención de la Generalitat en virtud de la aplicación del artículo 155. El ejecutivo catalán ha anunciado tras su reunión de este martes que ha paralizado el proceso de liquidación del organismo, que no se había completado, ha explicado la portavoz del Govern, Elsa Artadi.

El Gobierno anunció la liquidación de la entidad a mediados de abril, pero según Artadi, el patronato de la entidad, integrado por una treintena de entidades publicas y privadas y presidido por el presidente de la Generalitat, no había llegado a ser disuelto formalmente, por lo que el Govern convocará en los próximos días un pleno del mismo para reactivar sus actividades.

Convocatoria del pleno del patronato

El acuerdo que ha tomado el consejo ejecutivo en su reunión de este martes implica dejar sin efecto la orden de liquidación del organismo y la paralización del proceso, que de hecho ya ha sido completado salvo por cuestiones formales. Pero por el momento, nada más. La voluntad del gobierno es reabrirlo y que vuelva asumir las mismas funciones que tenía, lo que comportaría volver a contratar personal ad hoc, porque durante la aplicación del 155 se ejecutó un ERE par despedir a sus empleados.

Pero todo eso no es en última instancia decisión del Govern. La forma en que se concretará esa recuperación del organismo pretendida por Torra, y la magnitud y funciones del redivivo organismo, si revive finalmente, la decidirá el patronato, del que forman parte la Generalitat, las diputaciones y los ayuntamientos de las cuatro capitales catalanas, pero también patronales, sindicatos, universidades e incluso el Fútbol Club Barcelona.

Eje diplomático del procés

El Diplocat es la última encarnación del antiguo Patronato Catalán Pro Europa, creado en 1982 y que en 2007 se rebautizó como Patronato Cataluña-Mundo.

En 2012, el gobierno de Artur Mas lo reconvirtió en el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat) y lo situó como eje de su estrategia de difusión internacional del proceso independentista, de la que también formaban parte las delegaciones de la Generalitat en el extranjero, las llamadas "embajadas catalanas".

Recurso al Supremo

El gobierno de Rajoy intentó paralizar judicialmente sin éxito ese despliegue diplomático en clave soberanista, pero sin éxito, así que, con el 155 ya en vigor, procedió a desactivarlo. Cerró el Diplocat y las delegaciones y cesó a una setentena de personas que trabajaban en esos organismos. El Ayuntamiento de Barcelona y la Asociación Catalana de Municipios ya recurrieron ante el Tribunal Supremo su desmantelamiento.

El Govern se personará ahora en esa causa, como ya ha anunciado que hará también en el recurso de Podemos y el Parlament contra el acuerdo del Senado que hizo posible aplicar el 155.

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad