Quim Torra, con Roger Torrent en el Parlament de Cataluña, en una imagen de archivo. Foto: Efe

Torrent busca una escapatoria ante la orden de cesar a Torra

stop

El presidente del Parlament, obligado por el Supremo y por la Junta Electoral a despojar a Torra de su acta de diputado, quiere huir del papel de verdugo

Barcelona, 24 de enero de 2020 (04:55 CET)

El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), está entre la espada y la pared. Tiene ante sí la obligación jurídica de despojar a Quim Torra de su acta de diputado en el Parlament para dar cumplimiento a una orden de la Junta Electoral Central, avalada este jueves por el Tribunal Supremo, y también tiene ante sí una pesada declaración de intenciones del propio Torra, que se niega a poner las cosas sencillas a Torrent: "Nada ha cambiado, soy diputado y soy president".

El Supremo ratificó la inhabilitación de Torra como parlamentario derivada de su desobediencia con los lazos amarillos y así se lo notificó al interesado, que, de inmediato se desentendió del asunto y trasladó toda la presión a Torrent. Debe ser la Mesa del Parlament de Cataluña quien cese al diputado Torra en un plazo inferior a dos días —la cuenta atrás comenzó a correr esta pasada tarde de jueves—.  

Tras recibir la instrucción, el presidente del Parlament se encerró con los suyos para estudiar una escapatoria, nada sencilla sobre todo después de que el propio pleno ratificara al diputado Torra hace apenas tres semanas, cuando la Junta Electoral ya acordó su inhabilitación como parlamentario. Sabe que si desoye a la Junta Electoral y al Supremo se expone a denuncias por prevaricación y desobediencia, ambas anunciadas por PP y Ciudadanos. 

"Estaremos expectantes para ver que intenta esta vez el señor Torrent para no asumir y acatar que Quim Torra ya no es diputado y no podrá votar en el próximo pleno, salvo que quiera terminar como él”, advirtieron desde el PP.

Torra y la posibilidad de elecciones

Torrent y el conjunto de ERC se fundieron en un espeso silencio mientras en los cuarteles de Junts per Catalunya comenzaron las especulaciones sobre cómo va actuar el presidente del Parlament. Los postconvergentes no olvidan que Torrent se negó a forzar la teleinvestidura de Carles Puigdemont y sospechan que tampoco va a querer violentar las normas ahora.

¿Qué ocurre si Torrent ejecuta la orden y cesa a Torra como diputado? "Llegado ese caso va a ser muy difícil evitar unas elecciones. El president siempre ha marcado un límite muy claro: la confianza del Parlament. Si la pierde, la legislatura queda herida de muerte", dicen en Junts per Catalunya.

La formación de Puigdemont era partidaria de alargar el mandato unos meses mientras el Supremo no se pronuncie sobre su inhabilitación para ejercer un cargo público —un proceso que sigue un cauce distinto al de su cese como diputado—, pero la posibilidad de que ERC se convierta en verdugo de Torra desde la presidencia del Parlament resulta demasiado tentadora como para no explotarla en las urnas.

Torra y Sánchez

El escenario es diabólico para Esquerra, que ha apostado fuerte por una alianza con el gobierno del PSOE para explorar el diálogo con la Generalitat y que ahora ve cómo su estrategia puede volar por los aires en breve si expira la legislatura en Cataluña.

El Gobierno, de todas maneras, se inhibió de toda amenaza contra Torra. El presidente Pedro Sánchez, ocupado en sobrevolar los fatídicos destrozos de la borrasca Gloria en Cataluña, se negó a pronunciarse sobre la situación de Torra, mientras sus ministros dejaron claro que, por su parte, sigue en pie la entrevista del jefe del Ejecutivo con el presidente de la Generalitat, prevista para la próxima semana. Sin problema.

El PSOE es partidario de que Torrent ejecute al diputado Torra porque considera que, al fin y al cabo, puede forzarse el reglamento para mantenerse como presidente de la Generalitat. Pero esta posibilidad no está clara ni siquiera para los letrados del Parlament, que consideran que un fallo firme del Supremo invalida al titular de la Generalitat para seguir en el cargo si no puede acreditar el acta de diputado.

ERC, por su parte, busca una respuesta consensuada con Junts per Catalunya, pero los puigdemontistas son partidarios de que Torrent dé la batalla y ratifique al diputado Torra por muchos sacrificios que requiera.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad