TV3 perderá 150 millones por externalizar la gestión de la publicidad al Grupo Godó

stop

ENTE PÚBLICO

07 de marzo de 2014 (16:43 CET)

El malestar es enorme entre los trabajadores de TV3, que siguen negociando con la dirección de la televisión autonómica el futuro del ente público. El enojo se ha incrementado por la decisión de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals de ceder la gestión de la publicidad a un tercero, que, previsiblemente, será el Grupo Godó (La Vanguardia), aunque también aspira el Grupo Zeta (El Periódico).

Los trabajadores han hecho un cálculo de lo que podría suponer para TV3, tras analizar diferentes factores. Y la televisión autonómica, según un documento interno de trabajo, podría dejar de ingresar hasta 2019, si se alarga la concesión, unos 150 millones de euros, entre 17 y 25 millones por año.

¿Pero, en concepto de qué? Por la propia concesión se estima que serán unos 16 millones menos de ingresos. Los trabajadores dan por hecho que el beneficiario será el Grupo Godó, que ganaría un mínimo de 16 millones en tres años (seis años si se produce la prórroga). Es decir, 5,3 millones anuales, o 2,6 millones si se prorroga la concesión.

Godó y 8TV


Pero hay dos consideraciones más. Por la comercialización en paquete, el Grupo Godó podría ingresar, según esos cálculos, entre 8 y 10 millones de euros. La idea que impera es que Godó comercializará la publicidad de TV3 en paquetes conjuntos entre TV3 y 8TV –la televisión del Grupo Godó--. Si se reciben 10 millones para invertir en TV3, “se acabaría invirtiendo 8 en TV3, y 2 en 8TV, con lo que supondría una pérdida adicional para TV3 de entre 8 y 10 millones”.

Y otra de las fuentes de pérdida de ingresos sería por “espionaje industrial”. En ese capítulo se calcula que se dejará de ingresar entre 7 y 10 millones de euros. La idea es que el Grupo Godó podría conocer las parrillas de programación de TV3 con “mucha antelación”. Y podría, por tanto, contraprogramar. Si eso ocurre, se considera que la televisión autonómica perdería posiciones, en beneficio de Telecinco y Antena 3, con lo que perdería audiencia y el liderazgo. Por ello, dejaría de ingresar entre 7 y 10 millones de euros. En global, así, la externalización de la gestión de la publicidad ocasionaría a TV3 unas pérdidas de entre 17 y 25 millones de euros al año, o los 150 millones durante toda la concesión de seis años.

Dos televisiones pequeñas

El problema es que esos menores ingresos difícilmente se compensarían con una mayor aportación de dinero público, por lo que los trabajadores intuyen una reducción paulatina de la plantilla, “teniendo en cuenta que entre 2011 y 2014 el presupuesto de la CCMA ya se ha reducido en un 50%”.

Es decir, el nuevo mapa televisivo en Catalunya cambiaría de forma notable, para pasar de una cadena pública grande, que ha sido líder durante años, a un modelo catalán con dos televisiones pequeñas, una pública y una privada, y con el mercado en manos también de las dos grandes grupos de ámbito español, Mediaset (Telecinco, y Cuatro), y A3Media (Antena 3, y La Sexta)

Los trabajadores de TV3 consideran que el concurso de externalización del departamento comercial de TV3 sigue adelante con dos ofertas, el Grupo Godó y el Grupo Zeta, pero sólo por una cuestión de imagen. “Todo indica que Zeta se ha presentado sólo para hacer un favor a CiU, o para dificultar las cosas al Grupo Godó”, se asegura en un documento de trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad