Hospital en Francia, donde las UCI están al límite / EFE

Así están las UCI de España y Francia

stop

Las unidades de reanimación francesas rozan los 1.000 casos graves, mientras que las españolas se sitúan en los 750 ingresados

18 de marzo de 2020 (22:58 CET)

El sistema sanitario de los países europeos aguanta con cada vez mayores dificultades la pesada carga que causa la enfermedad. Francia ha anunciado esta tarde que los contagiados que están ingresados en las UCI ascienden a 921 pacientes, y se sitúan casi en los 1.000, del total de 3.626 personas hospitalizadas. El país galo cuenta con 9.134 casos confirmados y 175 muertos, 89 de los cuales confirmados en las últimas 24 horas. 

España cuenta con un total de 14.746 infectados por coronavirus, y 638 personas fallecidas. Los pacientes que están ingresados en la UCI se sitúan en las 744, del total de 5.717 personas hospitalizadas por la enfermedad. En otras palabras, el 42% del total de casos diagnosticados están en el hospital, el resto hacen la cuarentena y recuperación domiciliaria. Nuestro país se ha convertido en el cuarto del mundo y el segundo de Europa con más casos diagnosticados, por detrás de China, Corea del Sur e Italia.

El porcentaje de personas en la UCI sobre el total de ingresados dista mucho en cada país. Un 25% de los pacientes hospitalizados en Francia --del total de 3.626-- están en la UCI, cifra que desciende al 13% en el caso de la sanidad española --con los 5.717. Con 2.091 ingresados de diferencia, el país galo cuenta con una presión mucho mayor sobre sus unidades de cuidados intensivos, aunque España cuenta con un volumen de enfermos más abultado.  

Medidas drásticas

España y Francia han tomado drásticas medidas de distanciamiento social forzoso para intentar contener la propagación del virus y frenar así un previsible colapso del sistema sanitario público. Los franceses temen que su sistema de salud pública entre en colapso, y ya se preparan para decidir qué pacientes tendrán prioridad a la hora de ser atendidos si la situación se agrava y llega a un punto que se convierte en insostenible.

Nuestro país empieza vislumbrarse con esta posibibilidad, puesto los médicos de distintos hospitales españoles empiezan a encontrarse en la dura encrucijada de decidir qué pacientes tienen más posibilidades de sobrevivir para enfocar hacia allí todos sus esfuerzos. Según publica La Razón, la avalancha de enfermos y la falta de medios para detener la pandemia podrían estar abocando a los médicos de los hospitales a tomar la decisión. 

El distanciamiento social es otra medida compartida que han tomado los gobiernos español y francés, aunque con ligeras diferencias. Francia pide, igual que Italia, un salvoconducto que las personas autorizadas para salir a la calle deben llevar consigo para poder justificar su situación ante cualquier policía o autoridad del país. En el caso de España, este permiso del gobierno no existe explícitamente, aunque los ciudadanos tienen una serie de condiciones para poder salir de sus domicilios. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad