Un gel anticonceptivo para hombres amenaza el reinado del condón

stop

Tras ser experimentado con éxito en conejos, el gel inyectable Vasagel podría ser el primer anticonceptivo inyectable para varones

Vasagel podría ser un solución para las parejas que no quieren tener hijos.

Barcelona, 01 de abril de 2016 (20:36 CET)

El método anticonceptivo más universal y económico, el condón, es uno de los pocos que existen para ser usados por hombres. La mayor parte de las alternativas para evitar el embarazo tienen que ser usadas por las mujeres, desde las pastillas anticonceptivas al DIU (dispositivo intra uterino).

Existe la vasectomía, y por ahora es el único método de larga duración, pero quien se la haya practicado y esté arrepentido tiene que pasar por un proceso largo y caro para poder recuperar su fertilidad.

Pero ahora un grupo científico de la Universidad de Illinois dicen que han descubierto un gel inyectable que podría aislar la fertilidad en el varón durante períodos prolongados.

Experimentos con conejos

Todavía ningún humano ha probado esta solución, llamada Vasalgel, que ha sido probada con éxito en conejos. Este gel es un compuesto de ácido o anhídrido estireno maleico disuelto en dimetilsulfóxido, y de los 12 conejos a los que se les inyectó, 11 presentaron azoospermia, que es la ausencia de espermatozoides en el semen.

Tras la aplicación, los roedores del laboratorio no generaron esperma hasta casi un mes después, y el efecto anticonceptivo se pudo prolongar a lo largo del año en que duró el estudio.

Las conclusiones fueron difundidas en la revista Basic and Clinical Andrology. Y tras ver los prometedores resultados en los conejos, los científicos quieren experimentarlo en humanos para diciembre.

Método reversible

No se conoce si será un producto caro o tendrá un coste accesible, o si puede tener efectos secundarios en los humanos. Pero quizás sea una solución para evitar los 85 millones de embarazos no deseados que se producen cada año en el mundo, la mitad de los cuales terminan en abortos.

Además, a diferencia de la vasectomía, sí es un método reversible, porque basta inyectarse un componente que aísla las capacidades del Vasalgel, y se recupera la fertilidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad