Una circular ordena derivar los pacientes de los hospitales de Madrid a clínicas privadas

stop

Los médicos se quejan de que la Comunidad vacía los centros públicos para favorecer a los privados. La Consejería asegura que la comunicación se redactó sin su consentimiento

01 de noviembre de 2013 (21:11 CET)

La circular del hospital de La Princesa que ordena derivar los pacientes a clínicas privadas ha encendido a los médicos que mantienen una confrontación con la Comunidad de Madrid por la privatización de seis hospitales.

El hospital de La Princesa, uno de los principales de Madrid, instó a los médicos desviar a los pacientes que necesitan pruebas de electroscopia, colonoscopia, ecocardiograma y electromiograma a las clínicas privadas mencionadas en la circular a la que ha tenido acceso Economía Digital. Los médicos aseguran que, mientras la Comunidad desmantela el centro de especialidades Hermanos García Noblejas, dependiente de La Princesa, los centros de salud concertados reciben cada vez más pacientes del hospital.

Atención menguante

“El centro de especialidades está muy por debajo de su capacidad. Hay salas vacías. Cardiología está cerrada. Y además dan citas cada seis meses o cada dos años para pacientes mayores de 80 años”, explica una técnico sanitaria, usuaria del centro de salud.

El gobierno autonómico asegura que la polémica circular, distribuida en enero de este año, no fue ordenada por la Consejería de Sanidad. “Se trata de una iniciativa personal y no autorizada, del Responsable de Admisión del Centro de Especialidades Hermanos García Noblejas para ordenar el proceso de derivación de pruebas tanto a centros concertados como propios, sin más intención que el celo profesional”, explica la dirección del hospital.

Los portavoces de La Princesa aseguran que la circular fue retirada cuando se tuvo conocimiento de su existencia “para que no se prestara a ningún equívoco”. Actualmente no hay ninguna instrucción por escrito.

15% menos de presupuesto

La Marea Blanca y los profesionales movilizados contra la gestión sanitaria de la Comunidad están convencidos de que el hospital está sufriendo importantes recortes mientras crecen las derivaciones. “Ha habido un recorte de presupuesto de 15 millones de euros. En verano se cerraron 100 camas. Hay fines de semana en los que tenemos 80 camas sin usar. Se ha reducido la plantilla el 10% y las consultas el 5%”, asegura un representante sindical.

Pero La Princesa describe una situación totalmente opuesta. “Las derivaciones de pacientes para pruebas diagnósticas a centros concertados y de apoyo han disminuido en un 65 % en el período comprendido entre 2012 y julio de 2013”, responde la dirección.

El 'call center'


Los pacientes simpatizantes con la Marea Blanca aseguran que cuando llaman al call center para pedir cita, los teleoperadores suelen ofrecer muchas más facilidades y menor tiempo de espera en las clínicas privadas, mientras dificultan las citas en los centros públicos.

La Comunidad de Madrid también niega que mantenga una política destinada a debilitar las pruebas y operaciones en los hospitales públicos. “El porcentaje de intervenciones quirúrgicas derivadas a centros concertados en la Comunidad de Madrid ha disminuido, pasando de un 9% en 2004 a un 7% en 2012”, asegura el gobierno autonómico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad