Dos agentes de los Mossos d'Esquadra observan a la gente congregada ante un colegio el 1-O. EFE

Una comisario de los Mossos admite que el 1-O tenían "orden de negociar"

stop

Un mando de la policía catalana reconoce por primera vez ante un juez que la consigna era "mediar" en vez de acatar el mandato judicial de cerrar colegios

Barcelona, 06 de septiembre de 2018 (11:12 CET)

Los Mossos tenían orden de negociar y mediar con los organizadores del referéndum ilegal del 1-O. Al menos así lo admitió la responsable de la policía catalana en la zona norte de Barcelona, la comisaria Cristina Manresa, en su comparecencia ante el juez del pasado 13 de julio. Se trata del primer mando de los Mossos que admite haber recibido consignas en ese sentido.

Manresa declaró ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Sabadell, y ante las preguntas del juez instructor sobre por qué los Mossos no abortaron la consulta pese a que eso era lo que había establecido la orden judicial, explicó que el mandato que tenían si al llegar a las puertas de los colegios había una multitud impidiendo el acceso a la policía, era el de recurrir a la "mediación" y la negociación".

La consigna: "hablarlo, explicarlo y levantar acta"

"Cuando los agentes se encontraron con gente que estaba allí sentada o simplemente de pie impidiendo el acceso, ¿qué decidieron ustedes que había que hacer?", fue la pregunta del juez, a lo que Manresa respondió: "Hablarlo, explicarlo y levantar acta", según relata este jueves el diario El Mundo, que reproduce partes del interrogatorio. 

"Pero entonces, cuando ustedes se encontraron con la sentada, ¿no les dieron orden a los agentes de coger por los brazos a los manifestantes y alzarlos hasta abrirse paso?", preguntó entonces el instructor. La comisario respondió que no, y el juez replicó: "Y por qué no? ¿Eso no lo han hecho nunca ustedes? ¿No lo tenía previsto a pesar de la notable campaña que se hizo en los días previos?". La responsable policial, pese a insistir en que se limitaron a "hablar" alegó también que "hicieron todo lo posible" por obedecer la orden judicial.

Manresa también esgrimió el "uso gradual de la fuerza" dictado por sus superiores para justificar que no se precintaran previamente los centros de votación para evitar que fueran ocupados por los impulsores de la consulta.

Peticiones del juez a los Mossos

El juzgado de Sabadell, que ha imputado a numerosos agentes y mandos por un delito de desobediencia, ha exigido a los Mossos un listado comparativo de los agentes que estaban de servicio y lo que se ausentaron por algún motivo durante el 1-O y las pasadas elecciones autonómicas y municipales en Cataluña, y también el contenido íntegro de los chats de WhatsApp en los que reflejaron las órdenes del entonces mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad