Un operativo de la Policía Nacional en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona, la mañana del 1-O. Foto: EFE/AE
stop

Interior envía 600 antidisturbios a Cataluña y pide la permanencia de 300 guardias civiles que se preparaban para un traslado

Economía Digital

Un operativo de la Policía Nacional en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona, la mañana del 1-O. Foto: EFE/AE

Barcelona, 05 de septiembre de 2018 (17:29 CET)

Unos 900 policías adicionales reforzarán la seguridad en Cataluña ante dos inminentes conmemoraciones independentistas: la Diada del martes 11 de septiembre, y el aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre. El ministerio de Interior confirmó el envío de 600 efectivos de los antidisturbios y la permanencia de 300 guardias civiles que ya debían abandonar la comunidad autónoma para incorporarse en sus destinos originales. La cifra contrasta con el despliegue policial del año pasado, cuando 10.000 agentes se instalaron en Cataluña.

Los 600 efectivos de las unidades de intervención policial (UIP) llegarán a Cataluña de forma escalonada esta semana, en las jornadas previas a la celebración de la Diada, convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) a lo largo de toda la Diagonal de Barcelona. Y, una vez en el lugar, se mantendrán a las órdenes hasta al menos la conmemoración del primer aniversario del 1-O, previendo las inminentes movilizaciones independentistas convocadas ese día.

La agencia Efe cita a fuentes policiales que confirman el traslado de entre diez y 12 grupos de UIP, cada uno integrado por unos 50 agentes. Su misión será custodiar los edificios públicos de la comunidad autónoma así como dar apoyo a los Mossos d'Esquadra en las distintas tareas de la seguridad ciudadana. La medida se anuncia antes de la reunión de la Junta de Seguridad en la que participarán miembros del Gobierno y la Generalitat, el jueves a las 12.00 horas.

Interior mantiene en Cataluña a 330 guardias civiles que debían regresar a sus destinos

Las fuentes policiales avanzaron que el traslado de los agentes ya dio inicio esta semana y que, de hecho, ya se encuentran en Cataluña efectivos procedentes de Galicia que se hospedan actualmente en el cuartel militar de Bruc. Estos y los otros antidisturbios que arriben a la comunidad esta semana se sumarán a los 100 agentes de los grupos de UIP que la Policía tiene de forma permanente en Cataluña.

La Jefatura Superior de Policía de Cataluña solicitó hace unos días que la plantilla de UIP sea incrementada con efectivos de otras jefaturas, como suele estilar de cara a las celebraciones de la Diada. Además, Interior dio orden ayer de suspender hasta el 15 de octubre la salida de 300 guardias civiles que tenían previsto abandonar la comunidad este mes, citando "necesidades y exigencias inherentes a garantizar la seguridad pública en este trimestre del año".

El Boletín Oficial del Instituto Armado informó ayer de que estos 330 agentes –según La Vanguardia– permanecerán en Cataluña durante las próximas semanas, en las que además de la Diada están previstas movilizaciones independentistas con motivo del aniversario del 1-O.

La situación se asemeja a la acontecida hace un año, cuando el Gobierno retuvo a un gran número de agentes policiales en Cataluña y desplegó un contingente de más de 10.000 oficiales entre guardias civiles y miembros de la Policía Nacional.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad