Un hombre coloca lazos amarillos en una calle de Barcelona. / EFE/Marta Pérez

Marlaska impone a Torra el debate de los lazos en la junta de seguridad

stop

El Govern acepta abordar la polémica por los símbolos independentistas a cambio de hablar sobre la agresión policial en Cataluña

Barcelona, 05 de septiembre de 2018 (14:12 CET)

Después de renegar ante todos los micrófonos disponibles por la sugerencia de tratar la polémica por los lazos amarillos en la Junta de Seguridad, el Govern de Quim Torra cede ante al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y acepta abordar el asunto en un punto del orden del día sobre "la convivencia en el espacio público".

Elsa Artadi insistió durante toda la semana pasada que el escándalo de los lazos no debía tratarse en la Junta de Seguridad, que se celebrará el jueves en el Palau de la Generalitat. No obstante, la misma consejera de Presidencia anunció el cambio de posición el miércoles, cuando finalmente aceptó abordar la polémica en la reunión.

Marlaska y el Gobierno de Pedro Sánchez insistieron en llevar el tema a la junta después de los incidentes violentos de las últimas semanas entre independentistas y no independentistas, y entre quienes apoyan la presencia de los símbolos en favor de los políticos catalanes presos y quienes apuestan por retirarlos del espacio público.

Antes de los polémicos sucesos de las últimas semanas, el propio conseller de Interior, Miquel Buch, compareció a comienzos de agosto para mostrar su "preocupación" por los episodios de intolerancia política e ideológica registrados en Cataluña entre partidarios y detractores del soberanismo.

En el último trimestre los incidentes se concentraron a razón de casi dos al día: se registraron 93 en mayo, 52 en junio y 33 en julio.

El Govern acepta hablar de los lazos a cambio de discutir sobre las cargas policiales

El ministerio de Interior solicitó la inclusión del asunto en la reunión de la Junta de Seguridad después de los varios incidentes registrados en las últimas semanas y de que trascendiera que los Mossos y miembros de la Policía Local han identificado a algunas personas que tenían la misión de quitar estos símbolos de la vía pública, hecho que investiga la Fiscalía Superior de Cataluña.

El Govern aceptó hablar de los lazos amarillos a cambio de una conversación sobre los agentes policiales "involucrados en acciones violentas en Cataluña", según Artadi. Así las cosas el primer punto del orden del día versará acerca de la seguridad pública en Cataluña, la convivencia en el espacio público, la criminalidad y el apoyo de los cuerpos de seguridad del Estado en circunstancias extraordinarias.

En la reunión, además de Torra y Buch, participarán el director de los Mossos, Andreu Joan Martínez, y el secretario general de la consejería de Interior, Brauli Duart. Del otro lado de la mesa se sentarán, además de Marlaska, la secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella; el director de coordinación y estudios, José Antonio Rodríguez; el secretario general técnico, Juan Antonio Puigserver, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad