El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante una visita al Puerto de Dakar, en Senegal, el 30 de agosto de 2018. Foto: EFE/Mariscal
stop

Marlaska insiste en abordar el problema de los lazos amarillos como primer punto del orden del día en su encuentro con Torra

Economía Digital

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante una visita al Puerto de Dakar, en Senegal, el 30 de agosto de 2018. Foto: EFE/Mariscal

Barcelona, 31 de agosto de 2018 (18:33 CET)

Fernando Grande-Marlaska no piensa aceptar la negativa de Elsa Artadi y dará prioridad al debate sobre los lazos amarillos en la próxima reunión de la Junta de Seguridad en Cataluña. El ministro del Interior insiste en que hay que abordar la situación como primer punto del orden del día en su encuentro con el Govern de Quim Torra, el próximo 6 de septiembre, convocado sin acuerdo sobre la polémica a raíz de la simbología independentista.

Fuentes del Ejecutivo aseguran que en la Junta de Seguridad "se va a hablar de lazos" y que el problema será tratado como "prioridad" por tratarse de un asunto de "orden público". El Gobierno ampara la decisión en los últimos episodios de violencia en Cataluña (la agresión a una mujer que retiraba lazos amarillos y los golpes a un cámara de Telemadrid en una manifestación contra la violencia).

Desde el Gobierno consideran que "lo más importante" es "contribuir a la normalización, distendir y hacer cosas por la convivencia", y por eso insisten en tratar el tema en la Junta de Seguridad.

El Gobierno apuesta por "la mayor neutralidad" en el espacio público

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, se refirió a los lazos amarillos tras el Consejo de Ministros y condenó "absolutamente cualquier ataque por puesta o retirada de lazos". "No voy a hablar ahora de si retiradas o puestas", dijo, pero afirmó que el Ejecutivo de Pedro Sánchez es partidario de "la mayor neutralidad posible de los espacios públicos".

"La libertad de expresión de los particulares termina donde empieza la de los otros", recordó Celaá. La también ministra de Educación manifestó su anhelo de que el asunto de los lazos se resuelva "con lealtad institucional", porque "a nadie le interesa tener problemas en las calles".

"El Gobierno llama a la prudencia y a la no provocación de ningún tipo", concluyó la portavoz. El Govern de Torra, por su parte, está de acuerdo con la necesidad de hablar con el Gobierno acerca de la "convivencia", mas no apoya que se haga en el marco de la Junta de Seguridad.

La consejera de presidencia y portavoz del gobierno catalán, Elsa Artadi, aseguró el martes que "cada tema se tiene que tratar en su foro adecuado".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad