Unió pagará 388.000 euros y admite financiación irregular

stop

'Caso Pallerols'

Pallerols, a la derecha, con el resto de acusados. EFE / Alejandro García

08 de enero de 2013 (18:32 CET)

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha eludido el juicio por el caso Pallerols. Las negociaciones entre las partes han evitado la imagen de varios ex cargos del partido democristiano desfilando frente al juez --así como la foto del líder Josep Antoni Duran i Lleida declarando en calidad de testigo--. Sin embargo, el acuerdo alcanzado este martes obliga a Unió a devolver 388.000 euros a la Generalitat como compensación por financiarse de forma irregular con dinero público después de que varios ex militantes y dirigentes del partido hayan reconocido el delito. Para ellos también hay condena, aunque sólo afecta a cuatro de los siete acusados y con la imposición de penas inferiores a dos años. Ninguno ingresará en prisión.

El juicio estaba programado para este lunes en la Audiencia de Barcelona. Sin embargo, todas las partes convinieron en acercar posturas para lograr un acuerdo. Así, el magistrado decidió suspender la vista hasta la tarde del martes. El pacto se ha sellado minutos después de la hora prevista aunque esta misma mañana Unió y los acusados han consignado 388.000 euros de la indemnización en el juzgado. En el escrito inicial de acusación del fiscal se acusaba a la trama del desvío de 600.000 euros.

La trama

El caso Pallerols --cuya instrucción empezó hace 16 años-- se centra en la presunta financiación ilegal de UDC mediante un fraude de subvenciones llevado a cabo por ex altos cargos de Unió en el último gobierno de Jordi Pujol.

En concreto, los directivos del departament de Treball adjudicaban subvenciones por valor de 8 millones de euros de la Unión Europea para cursos de formación a sociedades del empresario andorrano Fidel Pallerols. Posteriormente, éste remitía un 10% de esa cantidad al partido que preside Duran i Lleida.

Las condenas

El fiscal ha exculpado a tres acusados y ha reducido a dos años o menos las penas inicialmente previstas de entre siete y 11 años. Así, la condena para el ex director general de Ocupació, Lluís Gavaldà, es de un año y medio y una multa por el cargo de malversación de fondos. Para Pallerols y el ex secretario de organización de UDC, Vicenç Gavaldà, la condena se sitúa en siete meses de prisión y multa de 90.000 euros por los delitos delito de falsedad y fraude de subvenciones. Finalmente, el ex militante de Unió Santiago Vallvé tendrá que pagar una multa por el fraude.

Por otro lado, la mujer de Pallerols, Mari Cruz Guerrero; su hijo, Jaume Pallerols; y la ex subdirectora general de Ocupació, Dolors Llorens, han quedado exculpados.

Conocida la solución judicial al largo caso de corrupción, se abren las derivadas políticas del caso. En el año 2000, el máximo responsable de la formación democristiana llegó a afirmar que dimitiría de su cargo si la resolución judicial determinaba que su formación era responsable de las irregularidades.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad