stop

Cuadros de Unió Democràtica apuestan por una nueva fuerza política que defiende el ideal socialcristiano, y que rechaza el referéndum de independencia

Economía Digital

Ramon Espadaler, exsecretario general de Unió, con Josep Antoni Duran Lleida. Los dos apoyan Units per avançar, aunque no están en la primera línea.
Ramon Espadaler, exsecretario general de Unió, con Josep Antoni Duran Lleida. Los dos apoyan Units per avançar, aunque no están en la primera línea.

Barcelona, 20 de junio de 2017 (14:04 CET)

Unió vuelve. Los cuadros y militantes de Unió quieren mantener un ideario “socialcristiano”, alejados del debate sobre el sí o el no al referéndum y con la intención de crear, a corto y medio plazo, una plataforma política influyente en la sociedad catalana. Se trata de Units per avançar, cuyo portavoz, el profesor de Esade, Carlos Losada, defendió este lunes la necesidad de mantener “el pensamiento político humanista y socialcristiano”.

¿Habrá algún tipo de confluencia con otras iniciativas políticas? Losada aseguró, en la presentación del partido, en el Colegio de Periodistas de Barcelona, que Units per avançar defiende la intervención del estado, “tanto Estado como sea necesario”, y que eso les diferencia, por ejemplo, de Lliures, el partido que han impulsado Antoni Fernández Teixidó y Roger Montañola, dos exdirigentes de CiU.

Entre los impulsores de Units per avançar figura Carlos Losada, profesor y exdirector general de Esade

Los impulsores, por ahora, de Units per avançar, los que presentaron el proyecto, son el propio Losada, la doctora Helena Isábal, el empresario Ignasi Rafel y el abogado Àlex Pons. Entre los primeros apoyos figuran los de la asociación democristiana Construïm, Salvador Sedó, director ejecutivo de la Fundació Coll i Alentorn, entidad ligada a la Konrad Adenauer, institución relacionada con la CDU alemana. Junto a ellos, figura la exdirigente de Unió, Montse Surroca; el editor Fèlix Riera, y la exdiputada Conxita Tarruella. Aunque Josep Antoni Duran Lleida no aparece, sí ha participado en algunas de las reuniones previas.

El partido pretende mantener el legado democristiano de Unió, y centrarse más en la cuestión social que en la nacional. Pese a eso, se asegura: “Compartimos la voluntad de ser de pueblo de Catalunya, que requiere su reconocimiento como una nación con raíces históricas, culturales y lingüísticas”, según el manifiesto fundacional del partido, definido como “de pensamiento político humanista socialcristiano”.

Losada, en el acto de presentación, defendió la necesidad de poner en marcha proyectos que no dividan a la sociedad catalana. “Tenemos una sociedad dividida. Es el momento de encontrarnos y de ponernos en marcha”, aseguró, con un guiño al proyecto de En Marche, de Macron en Francia, que ha resultado un revulsivo para toda la política europea.

Esa idea de servir a las clases medias y populares, con un mensaje social, con un modelo de sociedad, es la máxima de Units per avançar, que, por ahora, no prevé acelerar el proyecto para competir en unas elecciones. El objetivo es celebrar un consejo nacional para después de agosto.

Los diferentes proyectos no soberanistas deberán decidir si unen o no esfuerzos

Otra cosa será que, en los próximos meses, distintas plataformas, como Portes Obertes al catalanisme, trabajen para apoyar un programa electoral, que pudiera estar alrededor del PSC. En Portes Obertes al catalanisme hay exdirigentes de Unió y del PSC. Y ahora nace Units per avançar, que podría ir en la misma dirección.

De forma paralela, ha iniciado su camino Lliures, que pretende ocupar un espacio que dejó huérfano CiU cuando apostó por el proceso soberanista, y que el Pdecat, por ahora, no ha sabido hacer suyo. En las próximas semanas y meses, en función de una posible convocatoria de elecciones al Parlament, todos esos movimientos y proyectos políticos que se oponen al proceso independentista, deberán tomar decisiones para unir o no esfuerzos.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad