Abascal carga contra el certificado Covid en la hostelería: “Es una salvajada”

El líder considera que la nueva imposición impuesta por la Xunta no la aceptarán "ni los ciudadanos que voluntariamente eligen vacunarse"

El líder de Vox, Santiago Abascal. /EFE/Emilio Naranjo

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha cargado este sábado en su cuenta de Twitter contra la aplicación por parte de la Xunta del certificado UE Covid como método para poder acceder a bares y restaurantes. “Lo que pretenden con el pasaporte Covid es una salvajada que no van a aceptar ni los ciudadanos que voluntariamente eligen vacunarse”, ha afirmado.

En su opinión, “el bipartidismo, convertido en caciquismo autonómico, sigue sin entender que no puede recortar derechos fundamentales arbitrariamente”.

Tras el aumento exponencial de casos positivos, así como de las hospitalizaciones, ingresos en ucis y otros indicadores epidemiológicos como la incidencia acumulada que también han conllevado, en menor grado un aumento de los fallecidos por semana, la mayoría de comunidades autónomas han impuesto nuevas restricciones al ocio nocturno y la hostelería.

Y es que se trata de uno de los principales focos de contagio desde que a finales de junio coincidieran todas las fiestas de celebración de final de curso con festividades tradicionales como San Juan, a las que hay que sumar los botellones masivos que tuvieron lugar como consecuencia de estas celebraciones.

Comunidades como Galicia se han decantado por exigir este documento u otras fórmulas, como presentar pruebas PCR o de antígenos recientes con resultado negativo para poder acceder a estos locales. Otras, como Cataluña, han optado por recuperar el toque de queda nocturno y limitar los horarios de negocios.

La Ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció este fin de semana que la posición del Gobierno era contraria a utilizar el certificado UE Covid debido al dudoso “amparo legal” que podría tener, pero no descartaban otras fórmulas accesibles que las Comunidades Autónomas pudieran elaborar.

En connivencia, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, se mostró reacio a aplicar este criterio por poner en una situación de desigualdad a aquellas personas que, si bien sí quieren vacunarse, todavía no han podido hacerlo por no haber podido conseguir cita.

En esta línea, la Generalitat valenciana descartó la aplicación de cualquier criterio similar hasta que el propio gobierno regional pudiera garantizar el acceso a la inmunización a toda la población.

De la misma manera, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha insistido en que “la posición del Gobierno es evitar el estigma en aquellas personas que no estén vacunadas“. “Que se impidiera el libre desarrollo de personas que no han tenido la oportunidad de vacunarse. Estaríamos estigmatizando a la población más joven“, sentencia.

Andoni Berná Calvo