Aigües de Barcelona regulariza la mitad de los recibos afectados por los cambios de la AMB de Colau

El Área Metropolitana de Barcelona modificó en septiembre el decreto que provocó el incremento del recibo del agua durante los meses de confinamiento

Aigües de Barcelona ha regularizado más del 50% de los recibos del agua (165.300 facturas) correspondientes a los meses de pandemia en los que se incrementó el consumo.

De acuerdo con los datos obtenidos tras la lectura física de los contadores que no disponen de telelectura, se desprende que, del importe total a regularizar, tan solo un 20% corresponde al consumo del agua y el 80% restante a impuestos como el canon, IVA o tasa de alcantarillado.

En realidad, el aumento del recibo obedeció a un decreto del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que preside Ada Colau. Este decreto se modificó en septiembre pasado. En todo momento, la compañía cumplió con el reglamento.

Durante el confinamiento domiciliario, entre marzo y mayo, el incremento medio del consumo de agua en el ámbito doméstico fue del 9,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Durante aquellos meses no se realizaron lecturas reales de los contadores a causa del estado de alarma. Las lecturas eran estimativas. Por este motivo, en el momento de emitir la primera factura con una lectura real, se produjeron saltos en los tramos derivados de una acumulación de consumo. Superar un determinado tramo repercute en el recibo.

La situación de excepción vivida superó lo previsto por el Reglamento del Servicio Metropolitano del Ciclo Integral del Agua, aprobado por el AMB, poniéndose de manifiesto que “la normativa no estaba adaptada para afrontar una pandemia como la que estamos viviendo”, según precisa Aigües de Barcelona en un comunicado.

Eloi Badia modificó el decreto del AMB

El área de ecología del AMB que encabeza Eloi Badia aprobó un nuevo decreto, que entró el vigor el 3 de septiembre de 2020, con el objetivo de adaptar los recibos a la realidad.

De esta situación, se desprende que Aigües de Barcelona actúo siempre según el reglamento. Aunque el AMB lo modificó para readaptarlo, nunca asumió su responsabilidad en el aumento de los recibos del agua.

La regularización que está llevando a cabo Aigües de Barcelona corrige las deficiencias del anterior reglamento del AMB. Y confirma que el aumento de los recibos fue a causa de las tasas más que por el agua consumida.

Durante esta emergencia sanitaria, Aigües de Barcelona adoptó una serie de medidas con un doble objetivo: garantizar la continuidad del servicio y proteger la salud, tanto de sus trabajadores como de sus clientes. Una de las medidas fue suspender temporalmente las lecturas físicas de los contadores de agua.

De acuerdo con lo previsto en el artículo 60 del reglamento del Servicio Metropolitano del Ciclo Integral del Agua, aprobado por el AMB, se realizaron lecturas estimadas en base a los consumos del mismo periodo del año anterior. Esto provocó un incremento en parte de los recibos, a causa de que se superaron tramos de consumo.