Alerta sanitaria: las mascarillas transparentes de los influencers no protegen

El Consejo General de Enfermería alerta sobre el riesgo para la salud del uso de mascarillas de PVC que no han sido homologadas

Algunos de los famosos más influyentes de las redes sociales han popularizado en los últimos meses el uso de mascarillas transparentes de PVC, unos diseños que te permiten mostrar todo el rostro pero que no son útiles para proteger contra el coronavirus. El Consejo General de Enfermería ha advertido sobre el riesgo para la salud que representa el uso de estos modelos.

El colectivo sanitario ha insistido en que este tipo de materiales no han pasado las comprobaciones técnicas de los reguladores sanitarios para obtener una etiqueta de seguridad contra la Covid-19. Un problema que, si se extienden entre la población más joven, puede incrementar la curva de contagios.

“Estas mascarillas no están certificadas ni homologadas en España y no se recomienda su uso”, ha remarcado la especialista en Enfermería, Guadalupe Fontán, según ha publicado Europa Press.

Las mascarillas solo son eficaces para combatir el coronavirus cuando tienen unas dimensiones que cubren la nariz, la boca y el mentón, para evitar que se transmitan al ambiente pequeñas gotas de saliva con rastros de la Covid-19. A pesar de que tapen considerablemente los detalles de la cara.

Además, deben cumplir con la normativa europea. Esta especificación se puede apreciar en las etiquetas de fabricación de las mascarillas con la identificación UNE 0065. “En España se hizo una normativa únicamente para las higiénicas reutilizables de tela, por lo que los modelos fabricados con policarbonato o PVC no pueden certificarse”, ha remarcado la portavoz del Consejo de Enfermería.

Las personas con dificultades auditivas también pueden usar mascarillas de tela

La imposibilidad de usar mascarillas de materiales plásticos ha motivado a algunas compañías sanitarias a desarrollar modelos de mascarillas de tela que son transparentes y que dejan a la vista la boca. Un factor imprescindible para las personas que tienen dificultades auditivas y se comunican con las personas de su entorno gracias a leer sus labios.

“Recientemente hay una empresa nacional que sí que ha hecho unas mascarillas casi transparentes que permiten la expresividad facial y sí cumplirían toda la normativa en cuanto respirabilidad y filtración”, ha insistido Fontán.