Los aliados catalanes de Sánchez para la legislatura: “El PSOE es de otro país”

El líder de ERC, Pere Aragonés, acusa a Madrid y su fiscalidad de desleal pero promete su “compromiso con la independencia” en la nueva legislatura catalana

La campaña electoral catalana ha sacado el carácter más combativo de Esquerra Republicana de Catalunya que ha cargado contra el Gobierno de España a pesar de haberle sostenido en el poder desde el inicio de la legislatura. El líder de la formación, Pere Aragonés, ha recuperado el argumentario independentista para definir a los socialistas como “un partido de otro país”. Un golpe directo a Pedro Sánchez, después de las concesiones que ha realizado para pactar con ellos los Presupuestos Generales del Estado (PGE). 

La retórica nacionalista contrasta con la estrategia del Ejecutivo Central que lleva semanas tratando de blanquear a su socio preferente en Cataluña para sacar adelante las cuentas del 2021. Moncloa busca en ERC un socio estable para lo que queda de legislatura, pero la formación nacionalista tiene ya en mente las próximas elecciones autonómicas que le exigirán poner en primera línea la causa indepdendentista. “Hoy estamos mejor porque el PSOE es un partido de otro país. Y a veces eso hace que sea más fácil llegar a un punto de acuerdo”, ha expresado Aragonès en una entrevista para La Vanguardia.

El giro de guion de Esquerra supone el enésimo golpe contra el Gobierno de Pedro Sánchez por sus alianzas con partidos nacionalistas. El presidente del Gobierno ya tuvo que hacer frente a las críticas en el seno de su propio partido por haber llegado a un acuerdo con EH Bildu para que apoyara los Presupuestos. Amparados por la representación democrática de los abertzale, los socialistas han pactado con la formación de Arnaldo Otegui, lo que ha servido como dinamita para los partidos de la oposición e incluso para históricos líderes del partido. 

Estas críticas por los pactos con ERC o con Bildu son un balón de oxígeno para los independentistas que sacan pecho por haber hecho cambiar de rumbo al Partido Socialista. “Nosotros somos exigentes y eso ha provocado que una parte del PSOE tenga problemas, algunos barones o Felipe González”, ha celebrado Aragonès, que ha logrado introducir la agenda independentista en las negociaciones con el Gobierno de España.

Esquerra, Bildu y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) tres de los socios presupuestarios del Gobierno ya han anunciado que no asistirán a la recepción oficial del Día de la Constitución en el Congreso de los Diputados. Un acto que se ha convertido en una reivindicación nacionalista en los últimos años. Su apoyo no les impedirá sumarse a este boicot junto con Junts, la CUP o el Bloque Nacionalista Galego (BNG). 

ERC mantiene su compromiso con la independencia

Las alianzas con Pedro Sánchez no han impedido a ERC mantener su compromiso con la independencia en la campaña electoral. Uno de sus grandes retoalcanzados en los últimos meses ha sido volver a poner sobre la mesa política la situación procesal de los presos del procés.

“Somos los que hemos conseguido que el Gobierno español se siente en una mesa de negociación en la que, como mínimo, han tenido que escuchar formalmente la defensa del derecho a la autodeterminación y la amnistía”, ha expuesto Aragonès.

El líder de la formación independentista ha reconocido que esta estrategia de presión para bloquear los asuntos de Estado con sus 13 diputados en el Congreso de los Diputados le ha servido para introducir más la agenda independentista que cualquier órgano anterior, como el Consejo de Política Fiscal.

Aragonés celebra la financiación extra de los Mossos

El presidente en funciones de la Generalitat ha justificado ante su electorado su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) como una manera de activar todas las ayudas económicas y sanitarias necesarias durante la crisis del coronavirus. “No podíamos abstenernos de conseguir los máximos recursos para esta cotidianidad que está en riesgo”.

Sin embargo, los grandes logros radican en la letra pequeña. Esquerra ha logrado arañar al Gobierno de Pedro Sánchez algunos elementos claves para el independentismo como la gestión del ingreso mínimo vital, la inclusión del Govern en el Consorcio de la Zona Franca o la inversión en los cuerpos de seguridad catalanes. “Se incluyen 450 millones para compensar la falta de financiación de los Mossos”, ha remarcado Aragonès.

ERC busca usar los fondos europeos para crear estructuras de Estado

No es el único momento en el que los líderes independentistas han tratado de aprovechar el contexto de la Covid-19 para obtener un rédito político en su objetivo secesionista. Aragonés considera que los fondos europeos de ayuda tras la crisis sanitaria servirán para “reconstruir el país”. “Hemos sufrido desde hace muchos años Madrid como megalópolis y un proyecto de Estado español que se basaba solo en el éxito de Madrid”, ha insistido.

Precisamente, el presidente en funciones de la Generalitat ha alertado sobre la “fiscalidad desleal” de Madrid. Otra de las cuestiones que ha atacado de lleno el Gobierno de Pedro Sánchez con un plan de armonización fiscal que limitará las posibilidades de la capital. Su proyecto ha sido aplaudido desde el sector independentista, de nuevo en sintonía.

“La mejor forma de proteger nuestra soberanía fiscal es hacer que no haya nadie que utilice el hecho de ser capital de un estado para conseguir una ventaja desleal”, ha enfatizado Aragonès.