La ANC se manifiesta ‘a lo Vox’ contra la supresión del tercer grado a los políticos presos

La entidad protesta con una caravana de coches hacia las cárceles de los reos por sedición contra la decisión del Tribunal Supremo

La otrora poderosa Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha movilizado a sus más adeptos en una demostración de fuerza para protestar por la retirada del tercer grado a los presos del procés. La entidad independentista ha convocado una marcha al puro estilo Vox: una caravana de coches se ha desplazado hacia los centros penitenciarios donde cumplen condena los reos por sedición. 

La ANC ha querido expresar su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo. Las protestas en Barcelona han comenzado en 5 puntos de la ciudad y el área metropolitana: Maria Cristina, avenida Cardenal Vidal i Barraquer, plaza Borràs, avenida Maria Cristina y Santa Coloma de Gramenet (avenida Pallaresa).

La organización que preside Elisenda Paluzie ha explicado en su convocatoria que el objetivo de la acción de protesta es “denunciar una nueva vulneración de derechos” por parte de una “justicia española antidemocrática y con tics totalitarios que vulnera los derechos fundamentales”. 

El Tribunal Supremo: un tercer grado prematuro

Las marchas de vehículos se han dirigido hacia las prisiones donde cumplen condena la expresidenta del Parlament Carme Forcadell (en la de Wad-Ras) y la exconsellera Dolors Bassa (en la de Puig de les Basses), que han sido las últimas presas independentistas a las que ha sido revocado el tercer grado.

La manifestación se ha producido horas después de que el Tribunal Supremo revocara el tercer grado que la Generalitat concedió a los presos condenados por sedición y que tanto las Juntas de Tratamiento Penitenciaro como los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria habían avalado. 

El Tribunal Supremo ha asegurado que debe pasar más tiempo para que se pueda evaluar la evolución del interno y del tratamiento penitenciario, puesto que todos afrontan condenas elevadas (de 9 a 13 años de cárcel) y ninguno ha cumplido la mitad de la pena. La mayoría, de hecho, todavía no llega a una cuarta parte.

Las vías para salir de prisión: reforma del Código Penal e indulto

Los presos se quedarán sin el régimen flexible que les permitía salir para ir a trabajar o hacer voluntariado en virtud del artículo 100.2 del reglamento penitenciario. Así lo habían acordado la Generalitat y las juntas de tratamientos de las cárceles donde están internados.

Pese al revés de Fiscalía a la estrategia de la Generalitat para liberarlos a la práctica, es posible que los presos del procés salgan pronto de las cárceles. El Gobierno de Pedro Sánchez mantiene dos vías abiertas para conseguirlo: resolver los indultos que tiene sobre la mesa y que presentó la el partido Lliga Democràtica y, en el caso de Dolors Bassa, también la UGT.