Aragonès anuncia al Govern un acuerdo con los Comuns para salvar los Presupuestos

El presidente de la Generalitat había convocado al Consell Executiu a las 8:30 tras el choque entre Junts y ERC durante el fin de semana por las negociaciones

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, acompañado del vicepresidente, Jordi Puigneró, y la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, antes de la reunión extraordinaria del Consell Executiu del 22 de noviembre / Rubén Moreno

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, acompañado del vicepresidente, Jordi Puigneró, y la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, antes de la reunión extraordinaria del Consell Executiu del 22 de noviembre / Rubén Moreno

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado al Govern que ha cerrado un acuerdo para aprobar los presupuestos con Catalunya en Comú-Podem. Un acuerdo que el día anterior no se daba por cerrado, ante la incertidumbre generada por Junts, que se excluía de cualquier pacto con los morados e insistía en la CUP como único socio posible.

El anuncio de Pere Aragonès contrasta con la decisión de Junts de desmarcarse de cualquier pacto con los Comuns. En las negociaciones durante el fin de semana aseguraron que no aceptarían “que por la puerta de atrás se cambien los presupuestos presentados por el conseller Giró”. E insisten en que lo que no aceptaron a la CUP, tampoco lo asumirán de los morados.

Aragonès ha anunciado el acuerdo con los Comuns una hora antes de que se terminara el plazo para retirar la enmienda a la totalidad presentada contra los Presupuestos. El pleno dará inicio este lunes a las 14:0oh, donde la CUP, PSC, Vox, Cs y PP mantienen su respectivo rechazo a las cuentas de Jaume Giró.

Los Comuns salvan la legislatura

El fracaso de las cuentas abocaba al Govern a un fin abrupto de la legislatura, tan solo medio año después de la investidura de Pere Aragonès. Los Comuns salvan los presupuestos de ERC, aunque certifican la ruptura de la mayoría parlamentaria del independentismo, que ha sido incapaz de mantenerse.

El Govern intentó hasta este sábado que la CUP diera marcha atrás con los presupuestos de la Generalitat, cuando la formación anticapitalistas decidió mantenerse en la enmienda a la totalidad. Los antisistema pedían, entre otras cosas, la supresión de la partida al Hard Rock y la oposición del Govern al proyecto de los Juegos Olímpicos, para el que se presupuesta una consulta.

La CUP ve “imposible” el acuerdo

El PSC se había ofrecido hasta este viernes para pactar las cuentas con Pere Aragonès. Ante el ninguneo del president, los socialistas acabaron por registrar una enmienda a la totalidad a los presupuestos, pese a que se mantenían operativos durante el fin de semana por si el Govern aceptaba sentarse a negociar con ellos.

La CUP considera que es “imposible” que su grupo parlamentario pueda facilitar unas cuentas muy alejadas de sus demandas en el eje social en la votación de este lunes. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el diputado Pau Juvillà ha insistido en que existe “voluntad de diálogo” y que, pese a la enmienda a la totalidad, se emplazaron a seguir hablando.

Junts per Catalunya ha convocado una reunión de su Ejecutiva para evaluar la situación, algo que también hará Catalunya en Comú. ERC también valorará el acuerdo con los morados a través de Ernest Maragall. Según ha avanzado el Ara, el mandatario municipal podría cambiar su postura sobre las cuentas de Ada Colau.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña