Aragonès tilda la sentencia del 25% de castellano como un «155 educativo»

El presidente catalán asume la "responsabilidad política y jurídica" sobre el incumplimiento de la sentencia para descargar a los docentes

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. EFE/David Borrat

Pere Aragonès ha endurecido su discurso contra los jueces, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya dado por firme la sentencia que obligará a impartir al menos el 25% de las clases en castellano en los colegios de la comunidad. El presidente de la Generalitat cree que esta decisión es «una especie de 155 educativo».

El líder republicano ha comparado la sentencia con la aplicación de este artículo constitucional que ya logró al Gobierno de Mariano Rajoy hacerse temporalmente con las competencias para gestionar Cataluña tras la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017. Un extremo que los populares han vuelto a reivindicar precisamente para cumplir con la directriz de los jueces.

Aragonés ha advertido que plantará cara al nuevo veredicto judicial, que otorga apenas 10 días a los centros educativos para que cumplan con el reparto de las horas en las dos lenguas oficiales que ya avaló también el Tribunal Supremo. «Lucharemos con todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance», ha expresado en una visita a Vic.

Las palabras del presidente catalán ratifican la postura de la Generalitat que horas después de darse a conocer la sentencia ya dejó claro que no alterará la hoja de ruta de su política de inmersión lingüística ya que cree que el veredicto no cambia nada en su planteamiento, por lo que el departamento seguirá rigiéndose por la Ley de Educación de Cataluña (LEC).

Aragonès asume la responsabilidad por no hacer cumplir con el 25%

La situación coloca contra la espada y la pared a los docentes que son los responsables de cumplir en última instancia con la directriz de los jueces. Para descargarles de esta situación, Aragonès se ha comprometido a asumir la «responsabilidad política y jurídica» que pueda suponer dar la espalda al mínimo del 25%.

«Es un modelo que no ha sido cuestionado académicamente, y vemos que ahora se cuestiona desde otras instancias, entrando con una injerencia clara en el ámbito pedagógico», ha apuntado.

Sus palabras se producen en un momento en el que la tensión en la política catalana va en aumento. El líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha sido recibido este sábado con fuertes abucheos en una visita también a Vic que ha obligado a los Mossos d’Esquadra a desplegar un dispositivo para escoltarle, ante la cercanía de los manifestantes.

Carlos Villar