Bolaños admite los guiños a las plataformas en la Ley Audiovisual: “Tenemos que ser atractivos”

El ministro de la Presidencia tiende la mano a Esquerra para negociar las enmiendas pero advierte de que hay que llegar a "un punto de equilibrio"

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño (i) conversa con el ministro de Presidencia Félix Bolaños (d) a su llegada a la sesión de control que se celebra, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno de Pedro Sánchez ha admitido por primera vez los guiños que recoge la futura Ley del Audiovisual a los inversores del extranjero para que trabajen en España. Un problema que ha encallado las negociaciones con Esquerra Republicana, después de que el texto normativo haya dejado fuera a las grandes plataformas de ‘streaming’ de la cuota del catalán.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha hecho un alegato en favor del contenido que se aprobó en el pasado Consejo de Ministros y que ha abierto una brecha con sus principales socios parlamentarios. “Tenemos que ser atractivos para la industria, la empresa y las grandes compañías”, ha advertido en una entrevista en Antena 3.

El hombre de confianza de Sánchez ha sido precisamente el encargado de comandar las nuevas negociaciones con la formación republicana. Los dos bloques ya se reunieron este miércoles en un encuentro que se dilató hasta última hora del día, pero no fueron capaces de alcanzar un punto de encuentro sobre las obligaciones de Netflix, HBO, Disney o Prime Video con la futura normativa.

Bolaños ha tendido la mano al equipo de Gabriel Rufián para que presente enmiendas en la tramitación parlamentaria, aunque no está dispuesto a que los cambios afecten a su proyecto de convertir España en un ‘hub’ internacional del sector audiovisual. “Tenemos que llegar a un punto de equilibrio”, ha reafirmado.

El ministro socialista no ha detallado las fórmulas que está negociando con los republicanos para ganarse su voto a favor, aunque ha explicado que se están estudiando “diferentes escenarios”. Entre ellos, está la aplicación de incentivos fiscales para las plataformas extranjeras que inviertan en el país, como ya adelantó la titular de Hacienda, María Jesús Montero.

La negociación se antoja clave para el futuro del Gobierno. Esquerra ha amenazado con tumbar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en su tramitación en el Senado, si la Ley del Audiovisual no garantiza que las multinacionales también están obligadas a rodar el 6% de sus contenidos en catalán, euskera o gallego. Y su apoyo es fundamental para las cuentas.

“Estamos comprometidos con el apoyo de las lenguas cooficiales. Es riqueza cultural, riqueza lingüística de nuestro país”, ha insistido Bolaños.

El Gobierno, bajo las críticas de las televisiones nacionales

La excepción introducida en el contenido de la Ley Audiovisual para todas las compañías que no tengan su sede en España no solo ha provocado el enfado de Esquerra Republicana. Las televisiones nacionales han advertido que la medida es discriminatoria porque sus servicios sí que estarán sujetos a las cuotas lingüísticas, algo que amenaza su futuro.

Bolaños ha argumentado que el texto se ha diseñado para adaptarse a los diferentes regímenes del sector, como el vídeo bajo demanda o la televisión lineal, pero que no persigue señalar a un grupo concreto de empresas. “En ningún caso hay ninguna norma que pueda perjudicar a unos frente a otros”, ha enfatizado.

“Queremos que sea una ley equilibrada, que establezca obligaciones al sector pero sobre todo les dé derechos”, ha argumentado.