CGPJ: El PP rompe los puentes con el PSOE tras rechazar su propuesta en el Congreso

El PSOE rechaza la propuesta del PP para que los jueces elijan a los vocales del CGPJ en sede parlamentaria y los de Casado señalan que "no hay ninguna esperanza para el acuerdo"

. En la imagen, la portavoz del PP, Cuca Gamarra. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, en rueda de prensa. Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lleva 1.022 días en funciones. PSOE y PP reanudaron los contactos este martes con un fatídico resultado para la judicatura. Las dos formaciones se echan ahora en cara que quien debe dar el primer paso hacia el entendimiento es la otra parte o no habrá acuerdo.

Ni PSOE ni PP ceden. Los dos partidos se pasan la ‘patata caliente’ de la culpa por no llegar a ningún entendimiento en lo que respecta a la renovación de los órganos constitucionales y lo que supone para la Justicia y el buen funcionamiento de la democracia.

El PSOE rechazó este martes la propuesta de los populares “de reforzamiento de la independencia del Poder Judicial”. La proposición para reformar la Ley Orgánica 6/1985 introducía uno de los principales elementos de la discordia: el método de elección de los vocales de procedencia judicial

El PP pretende dar voz a los jueces y que sean ellos los que elijan a estos vocales en lugar de seguir pactando el sistema actual. El CGPJ cuenta con once vocales elegidos a propuesta del PP, siete del PSOE, una de IU y otro del PNV. Sin embargo, el Gobierno de coalición con sus socios de investidura rechazaron este martes la propuesta en sede parlamentaria. Sólo Vox, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias apoyaron a los de Pablo Casado.

Tras el varapalo, en el PP dan por rotos los puentes con los socialistas para negociar la renovación de la Justicia. Diputados de la formación de Casado ya apuntaban antes de la votación que si los socialistas no apoyaban la propuesta, “aunque sea con enmiendas”, se darían por enterados que “no hay ninguna esperanza para el acuerdo”.  

“La parte ministerial ha decidido bloquear la renovación” al no apoyar “una reforma que reclaman desde la Unión Europea hasta los propios jueces”, apuntan y añaden que, de hecho, “fue un compromiso del propio Pedro Sánchez”.

Reunión fallida

A esto se suma el encuentro que ha mantenido la portavoz de los populares, Cuca Gamarra, con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para tratar de desencallar el acuerdo.

Los dos dirigentes hablaron sobre la renovación de los órganos constitucionales, la reactivación de la subcomisión de la reforma de la Ley Electoral para modificar el voto rogado, la posibilidad de celebrar el Debate sobre el estado de la nación y sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

El Gobierno considera antidemocrático que los jueces elijan a los jueces en el Consejo General del Poder Judicial. En la imagen, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. Foto: EFE
El titular de Presidencia, Félix Bolaños, busca un acercamiento esta semana con el PP para aprobar los presupuestos. Foto: EFE

Los socialistas ponen en la picota a la asociación de jueces que más cercana se encuentra a sus postulados para esgrimir que lo primero es renovar el CGPJ y después comprometerse a la modificación del sistema de elección. Sin embargo, los populares no confían en Sánchez y mantienen el cambio antes como prioridad. Las dos formaciones se mantuvieron en sus posiciones respecto a este asunto.

Los reproches por parte de los populares también se sucedieron con los Presupuestos Generales del Estado. En el PP critican que Sánchez “ni siquiera se han molestado” en enviarles una nota, ni ningún tipo de información sobre el borrador que prepara Hacienda.

Los populares señalan que solo “están buscando pactos para mantener el ‘Gobierno Frankenstein‘ para seguir en Moncloa y no para resolver los problemas de los españoles”.

Tampoco ha habido una entente entre ambas formaciones para celebrar de una vez el Debate sobre el Estado de la Nación. “No hay ningún interés por dar transparencia ni en aumentar el control parlamentario después de tres años con Sánchez en el Gobierno”, apuntan las mismas fuentes.

El único avance que se pudo ver por ambas partes fue el acuerdo para reactivar la subcomisión para la reforma de la LOREG y poder modificar así el voto rogado.

Se trata de un planteamiento que se trasladará a todos los grupos parlamentarios, según han explicado posteriormente desde el Gobierno, para modificar el voto rogado y facilitar el voto de los residentes fuera de España con todas las garantías. “El Gobierno y el Grupo Popular han mostrado su disposición a activar esta subcomisión”, anunciaron sin haber querido entrar a debatir el fondo de la cuestión.

La reunión duró unos 45 minutos y, además de Gamarra y Bolaños, participaron el secretario general, Guillermo Mariscal, y la secretaria general adjunta, Isabel Borrego, por parte del PP; y por parte del Gobierno, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas, y la directora general de Relaciones con las Cortes, Mercedes Cabrera.