Ciudadanos supedita su apoyo a Ayuso únicamente al programa electoral

El candidato de la formación naranja, Edmundo Bal, abre la puerta a reeditar de nuevo una coalición con los populares: "La condición es aceptar líneas programáticas"

Si finalmente Ciudadanos logra representación en la Asamblea de Madrid, su papel puede ser determinante para decantar la balanza hacia un lado u otro en un hipotético acuerdo de coalición. Mientras el Partido Socialista y Más Madrid le hacen guiños para que facilite un gobierno de izquierdas después de las elecciones, la formación liberal continúa con la mano tendida al Partido Popular, a pesar de la crisis política que desmoronó su alianza en cuestión de días. La única línea roja que han marcado hasta ahora es el cumplimiento del programa electoral.

El candidato de Ciudadanos en las elecciones de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha tratado de minimizar la batalla política que les ha enfrentado con Isabel Díaz Ayuso y se ha mostrado a favor de reeditar otro acuerdo de gobierno, siempre que se cumplan sus propuestas en materia fiscal, de políticas sociales y de regeneración política. “La condición es aceptar líneas programáticas naranjas”, ha remarcado en una entrevista con La Razón.

El líder de la formación liberal se ha presentado como una alternativa moderada, dispuesta a pactar. Un escenario más amistoso, después de que haya sustituido a Ignacio Aguado como número uno en las listas. “Nosotros queremos liderar el próximo Gobierno de la Comunidad de Madrid. Ahora bien, todo el mundo sabe que Cs sabe llegar a acuerdos a cambio de reformas y compromisos”, ha agregado.

Hasta la fecha, la mayor parte de las encuestas han situado a Ciudadanos con un porcentaje de voto superior al 5%, lo que le facilitaría mantener su representación parlamentaria en la capital española. A pesar de que los sondeos vaticinan un hundimiento con respecto a los comicios de 2019, su voto puede volver a ser igual de decisivo si finalmente ninguno de los dos bloques alcanza una mayoría absoluta.

Con este escenario sobre la mesa, Bal no ha aclarado si estarían dispuestos a ofrecer su apoyo externo a un gobierno de la derecha entre el Partido Popular y Vox. “Los madrileños deben saber que sí hay una opción para que la moderación, la sensatez y el sentido común sigan formando parte del Gobierno regional sin depender de los extremos. Y esta opción es Ciudadanos”, ha remarcado.

Edmundo Bal marca distancias con Gabilondo tras su ofrecimiento

Tanto el Partido Socialista como Más Madrid ya han hablado abiertamente de pactar con Ciudadanos si es necesario para derrocar a Isabel Díaz Ayuso. Ángel Gabilondo ha tendido la mano a la formación liberal, igual que hizo tras las últimas elecciones autonómicas, para formar un hipotético gobierno a tres bandas e incluso ha llegado a tender una línea roja con Pablo Iglesias para facilitar el acuerdo.

Sin embargo, Edmundo Bal no se ha mostrado confiado en esta estrategia. “Hay que decirle la verdad a los madrileños: Gabilondo va en un pack con Iglesias. Todo lo demás es política ficción. Ciudadanos es el antídoto frente a los extremos”, ha remarcado.

El candidato de Ciudadanos ve en este giro de guion del Partido Socialista la misma maniobra política que puso en marcha Pedro Sánchez durante las pasadas elecciones generales cuando vetó a Pablo Iglesias, pero finalmente le acabó ofreciendo la vicepresidencia segunda. “Esta película ya la hemos visto en el Gobierno de España”, ha enfatizado.

El cabeza de lista de la formación naranja no ha aclarado si estaría dispuesto a apoyar exclusivamente a Gabilondo si los números diesen porque ve inseparable a los socialistas del ala de la izquierda. “Más Madrid se podría llamar Más Podemos”, ha subrayado.