Colapso en Barcelona: caos por el tráfico y el corte de calles

Una riada humana invade el centro de Barcelona para ir de compras navideñas aprovechando que es un lunes laborable sin cierre perimetral

El centro de Barcelona registra este lunes una inhabitual afluencia de compradores. La Guardia Urbana ha cortado diversas calles al tráfico para evitar atascos y la cogestión de vehículos.

Al tratarse de un lunes laborable entre dos festivos, muchos ciudadanos y familias han aprovechado para hacer sus compras de Navidad.

Además, como se permite el tránsito rodado entre municipios durante los días laborales, muchas personas del área metropolitana y de comarcas se han desplazado a Barcelona para hacer las compras.

Este alud humano se ha concentrado en los comercios del centro de la ciudad ya que los centros comerciales siguen cerrados al público.

En el exterior muchos comercios se formaban largas colas por las limitaciones de aforo. El personal pedía a los clientes que esperasen fuera. En muchos establecimientos se exhibían carteles de “aforo completo”.

El levantamiento de los confinamientos municipales ha facilitado que llegase al centro de la ciudad una auténtica riada humana. Aunque la mayoría ha utolizado el transporte público -tren, metro y autobús-, se ha incrementado el número de vehículos hasta el punto de que se han registrado atascos. Los parkings han colocado el cártel de completo.

La Guardia urbana corta calles

La Guardia Urbana optó por cortar el tráfico en dos puntos para evitar la congestión: en el Paseo de Gracia a la altura de Gran Vía en dirección Plaza Cataluña, y en la calle Bergara a la altura de la calle Balmes.

Muchas tiendas no resistieron el cierre decreto la pasada primavera cuando se decretó el primer estado de alarma. Continúan con la persiana bajada. Sin embargo, durante este diciembre se ha reactivado el comercio en esta zona en la que habían desaparecido no solo los turistas, sino los clientes habituales.

Esta repentina afluencia de clientes en el centro de Barcelona se explica en parte por el cierre de los centros comerciales. Por este motivo, se han llenado las tiendas del centro de la ciudad.

El Prociclat estudia si permite reabrir los centros comerciales a partir del miércoles para evitar su ruina.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.