Darias reclama a las comunidades que mantengan las restricciones tras la tercera ola

La ministra de Sanidad lanza un mensaje de "prudencia", a pesar del descenso continuado de los contagios y los fallecidos de Covid-19

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa en La Moncloa. EFE/Kiko Huesca

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa en La Moncloa. EFE/Kiko Huesca

El Gobierno no quiere enfrentarse de nuevo a la aparición de rebrotes de coronavirus por una desescalada de las restricciones demasiado prematura. A pesar de que el ritmo de contagios y de fallecidos lleva varias jornadas consecutivas en descenso, la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha reclamado a las autonomías que no tengan mancha ancha con las medidas.

“Es fundamental que las comunidades sigan manteniendo las medidas restrictivas”, ha expresado la máxima responsable de contención de la pandemia en una entrevista en Radio Nacional.

La incidencia acumulada se ha reducido en las últimas semanas hasta los 584 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Son 300 puntos menos que en el peor momento de la tercera oleada, cuando llegó a rozarse un ritmo de contagios de 900. Sin embargo, todavía representa más del doble del umbral de riesgo extremo para la salud pública acordado por Sanidad.

La ministra de Sanidad ha explicado que todos los indicadores epidemiológicos apuntan a que la curva continuará descendiendo en las próximas semanas, pero ha querido hacer una “llamada a la prudencia” a todos los líderes autonómicos para evitar un repunte de los contagios. El objetivo es llegar a una meta de 50 casos positivos por cada 100.000 personas.

Algunas comunidades como Cataluña, Madrid, Andalucía o Murcia ya han relajado en los últimos días de forma ligera sus planes de contención tras la mejora de los indicadores epidemiológicos. Estamos en el camino adecuado pero todavía nos queda mucho que llegar”, ha advertido Darias.

La presión en las UCI sigue preocupando

La recuperación tras la tercera ola se ha traducido en un descenso progresivo de los contagiados, los fallecidos o del riesgo de rebrote en todo el país. Sin embargo, la mejoría no se ha sentido todavía con la suficiente fuerza en los hospitales españoles que todavía concentran un alto porcentaje de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El último informe epidemiológico del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias reveló que había 24.821 personas hospitalizadas por una infección de coronavirus, lo que supone una ocupación del 19,2% de las camas disponibles en todo el país.

Sanitarios de la UCI del Hospital Universitario de Bellvitge atienden a pacientes de coronavirus tras el impacto de la tercera ola. EFE/ Enric Fontcuberta
Sanitarios de la UCI del Hospital Universitario de Bellvitge atienden a pacientes de coronavirus tras el impacto de la tercera ola. EFE/ Enric Fontcuberta

La situación es más delicada en las áreas de enfermos críticos que albergan a 4.548 pacientes de Covid-19 con un estado grave de salud. La presión de las UCI ha descendido ligeramente en los últimos días pero aún se encuentra por encima del 41,5% de las plazas disponibles.

Darias ha incidido en la importancia de evitar que la pandemia se descontrole para preservar el sistema de salud. Algunas regiones como La Rioja (65,5%), Comunidad Valenciana (54,9%), Madrid (51,3%) o Castilla y León (51,3%) siguen bajo la lupa.

Sanidad espera contar en marzo con la vacuna de Johnson & Johnson

Buena parte de la estrategia para frenar la pandemia pasa actualmente por incrementar el volumen de vacunas a las que puede acceder España. La ministra de Sanidad se ha mostrado confiada en que el prototipo que ha diseñado Johnson & Johnson supere en la primera semana de marzo las pruebas de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

La compañía ya ha solicitado la autorización para la comercialización de su fármaco en Estados Unidos y previsiblemente hará lo mismo en la Unión Europea. Si finalmente recibe el visto bueno, España contará con un arma adicional para combatir la crisis sanitaria que además se ha diseñado para ser administrada con una única dosis.

Darias se ha mostrado esperanzada con que esta aprobación pueda servir para incrementar el volumen de dosis con las que contará España. En el mes de febrero, se espera la llegada de más de cuatro millones de unidades: 1,9 millones de Pfizer, 1,8 de Astrazeneca y 400.000 de Moderna.

Más de 9.700 inoculados en Asturias en la primera semana de vacunación
Una interna de la Residencia Mixta de Gijón antes de recibir la vacuna. EFE/ J. L. Cereijido Pool/Archivo

La titular de Sanidad ha vaticinado que si este ritmo se va incrementando progresivamente se podrá alcanzar el propósito de la inmunidad de rebaño para el final del verano, cuando el 70% de la población debería estar ya protegida contra la Covid-19. “Estoy confiada en la capacidad de nuestras comunidades”, ha admitido.

El próximo objetivo prioritario del departamento es empezar cuanto antes la vacunación de las personas mayores de 80 años que no viven en las residencias. Son el siguiente grupo demográfico prioritario debido a que la edad es el mayor factor de riesgo del coronavirus. Comunidades como Cataluña ya han anunciado que comenzarán a administrar las dosis la semana que viene.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.