El blindaje de la sanidad enfrenta de nuevo a Moncloa y Podemos

Al mismo tiempo que los ministros de Unidas Podemos han dado el visto bueno a la nueva ley sobre el sistema nacional de salud, los miembros del partido la consideran "insuficiente" y amenazan con bloquearla

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, interviene en la rueda de prensa celebrada tras la reunión semanal del Consejo de Ministros este martes en el complejo del Palacio de La Moncloa, en Madrid. EFE/ Javier Lizón

Era uno de los puntos que constituía el acuerdo de coalición del Gobierno: blindar el sistema público de salud, y revisar los mecanismos que permitían la privatización desde los tiempos de José María Aznar, pero la nueva ley estrella del Ministerio de Sanidad, anunciada por el presidente Pedro Sánchez el sábado pasado en un mitin electoral en Cártama (Málaga) y aprobada este martes en Consejo de Ministros no le ha parecido suficiente a Podemos… a pesar de que sus ministros le han dado el visto bueno en Moncloa.

Así, en la rueda de prensa posterior a la reunión colegiada, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha hecho una defensa enardecida del proyecto de la nueva Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión del Sistema Nacional de Salud, que, a sus ojos, establece la «gestión directa» como modelo prioritario para la prestación de servicios sanitarios.

No sólo eso: impide establecer nuevos copagos y considera la «gestión directa» como el modelo para la prestación de servicios, estableciendo la «excepcionalidad» de las colaboraciones público-privadas. Pero a Unidas Podemos no le ha parecido suficiente: la cuota morada de la confederación tiene «serias dudas» que el objetivo -no privatizar la sanidad- se vaya a conseguir siquiera.

«Serias dudas» de Podemos que llevarán al bloqueo

Lo manifestó en la campaña de las elecciones andaluzas el diputado de Podemos en el Congreso y candidato de Por Andalucía en la provincia de Cádiz, Juan Antonio Delgado. Su partido está dispuesto a bloquear la tramitación de la nueva legislación «si no hay una modificación que limite la privatización de la sanidad».

Pero después ha apostillado el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que o se cambia el texto por uno más duro o no darán su visto bueno y el proyecto de ley morirá. «Hay un avance retórico según el cual se define al sistema público de gestión directa como prioritario y se circunscribe la privatización de servicios solamente a situaciones excepcionales«, ha indicado en un mensaje en redes Echenique.

«Los expertos nos dicen que la redacción actual no tendrá efectos. Esto es así porque la definición de ‘excepcionalidad’ que lleva a cabo la ley es lo suficientemente laxa como para que cualquier gobierno de derechas pueda seguir privatizando lo que le dé la gana», ha alegado.

Darias defiende la «objetividad» de sus criterios

Sin embargo, Darias, preguntada directamente por estas dudas de Podemos, ha incidido en que la nueva norma cuenta con «aportaciones» de prácticamente todos los ministerios, y que ha defendido que serán las propias comunidades, en cogobernanza con el Ministerio de Sanidad, las que decidan sobre la excepcionalidad de esas externalizaciones y establezcan las pautas.

¿Cómo? Previa aprobación en el Consejo Interterritorial de Salud. «Esta ley respeta exquisitamente el ámbito competencial de las comunidades autónomas», ha insistido, y por eso los criterios se acreditarán de «manera objetiva».

Marta Espartero