El comercio catalán estalla contra el Gobierno por las rebajas

Las patronales catalanas del comercio cargan contra las contradicciones de los ministerios de Salvador Illa y Reyes Maroto sobre las rebajas

Las patronales del comercio catalán exigen al Gobierno de Pedro Sánchez que se aclare después de las directrices contradictorias lanzadas por los ministerios de Sanidad e Industria sobre las rebajas durante el estado de alarma. Las tiendas físicas se sienten perjudicadas respecto al comercio online.

Mediante un comunicado conjunto, las patronales catalanas Foment Comerç y Pimec Comerç exigen al Gobierno que publique por escrito el “criterio interpretativo pertinente” sobre las rebajas para dotar de seguridad jurídica al sector. El miércoles, la Confederación Española de Comercio (CEC) también pidió  “una nota aclaratoria oficial” ante la confusión generada en torno a cómo serán las rebajas durante el estado de alarma. 

Las patronales catalanas consideran que las declaraciones del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que prohibió el miércoles la posibilidad de realizar rebajas en las tiendas físicas, entran en “profunda contradicción” con la interpretación de la disposición adicional segunda de la Orden SND/399/2020 facilitada el 12 de mayo por el Ministerio de Comercio, cuya titular es Reyes Maroto.

Entienden que la premisa interpretativa que hace el Ministerio de Comercio de la orden del Ministerio de Sanidad es clara: “Sí es posible llevar a cabo rebajas y promociones en los establecimientos físicos siempre que éstos estén en condiciones de adoptar todas las medidas que sean necesarias con el fin de evitar que se produzcan aglomeraciones a consecuencia de dichas rebajas o promociones”.

Además, “en el interior de los establecimientos y locales comerciales en todo caso es preciso cumplir con las medidas establecidas en la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, cuyo artículo 10 regula la reapertura de los establecimientos comerciales imponiendo un requisito de aforo, así como las distancias de seguridad que se prevén entre vendedor y clientes o entre clientes entre sí.”

No obstante, Salvador Illa advirtió el miércoles de que las rebajas no están permitidas porque “son un reclamo” y pueden facilitar las aglomeraciones.

Sin diálogo con el comercio

Las patronales catalanas del comercio recalcan que esta situación pone de relieve “la falta de unidad de criterio” entre estos dos ministerios. Insisten en que también pone de manifiesto el “nulo diálogo” practicado por parte del Ministerio de Sanidad de Salvador Illa con el sector comercial.

Advierten que Sanidad deja “en clara desventaja” a los establecimientos comerciales respecto a la venta online. “Es extremadamente preocupante que se generen asimetrías entre canales comerciales. Todos deben poder realizar rebajas si se garantizan los protocolos de seguridad sanitaria en la compra”, afirman en el comunicado. Recuerdan al ministro Illa de que se trata de “reconstruir al país, no de recortar oportunidades”.