El Gobierno ignora la crisis del coronavirus: subirá las pensiones un 0,9% en 2021

El Gobierno de Pedro Sánchez prevé subir las pensiones un 0,9% en 2021 a pesar de las advertencias de la Airef de que el sistema actual no es sostenible

El sistema de pensiones en España presenta un futuro negro. Su sostenibilidad es un debate que siempre ha estado encima de la mesa, especialmente desde 2008, cuando se liquidó el superávit de la Seguridad Social y dejó al descubierto un modelo que no resiste. A esto hay que sumarle también el duro golpe que han recibido las arcas públicas por la pandemia de coronavirus. Y, aun así, el Gobierno prevé subir la paga de los pensionistas un 0,9% en 2021.

Así lo recoge el Plan Presupuestario de 2021 que el Ejecutivo enviará este jueves a la Unión Europea, según ha adelantado Europa Press, pero que todavía tiene que ser debatido con los distintos partidos y agentes sociales. Este incremento se corresponde con las previsiones de Pedro Sánchez del deflactor del PIB, el índice que calcula la variación de los precios de una economía en un periodo determinado, que estima que ascenderá un 0,9%.

Cuarta subida consecutiva de las pensiones a pesar de las advertencias de la Airef

Se trata de una subida idéntica a la que se ha producido este año y la cuarta consecutiva. Este plan de garantizar poder adquisitivo a los jubilados supone una continuación de la primera medida que tomó el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos nada más llegar a la Moncha: la revalorización de las pensiones. Pero el sistema se viene abajo y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) lo está avisando.

Este organismo proyectó recientemente en un informe la evolución de las pensiones a 30 años vista y evidenció que no eran sostenibles sin reformas por el crecimiento de los beneficiarios. Y es que prevé que en 2050 haya un trabajador por cada pensionista.

Cuando el Gobierno anunció la subida de pensiones para 2020, Sánchez explicó que debaja a un lado el índice de revalorización de las pensiones (IRP) y no se derogaba a la espera de los acuerdos del Pacto de Toledo. Justo esta semana, la comisión parlamentaria destinada a este cometido está a punto de alcanzar un acuerdo en el Congreso que incluye la garantía de que las pensiones no perderán poder adquisitivo con una revalorización ligada al IPC.

Los pensionistas se manifiestan frente al Congreso. Imagen de archivo./ EFE

En marcha la reforma de las pensiones

También la reforma de las pensiones ha dado sus primeros pasos. La mesa de diálogo social para llevar a cabo esta modificación se ha constituido esta semana y se basará en las recomendaciones que se acuerden en el Pacto de Toledo.

En este sentido, el Gobierno plantea medidas como demorar la edad de jubilación, revisar el sistema de previsión social complementario para fomentar su desarrollo en el ámbito de las empresas o la integración y convergencia de los distintos regímenes de pensiones.