El Govern en funciones acelera la nueva ley de cámaras de comercio

La Generalitat intenta que el Parlament convalide un decreto de cámaras de comercio para dar más poder a Joan Canadell antes de las elecciones catalanas

El nuevo consejero de Empresa de la Generalitat, Ramon Tremosa, acelera la tramitación del nuevo decreto ley de cámaras de comercio catalanas con la intención de dar más poder al independentista Joan Canadell.

Los grupos políticos de Junts per Catalunya y ERC presentaron este lunes el proyecto de decreto ley en el parlamento catalán. Intentan forzar su convalidación antes de se finiquite la legislatura con la convocatoria de las nuevas elecciones.

JxCat y ERC han metido este decreto ley con calzador para que el Parlament lo apruebe en trámite de urgencia mediante el procedimiento de lectura única.

El valedor de esta medida era Quim Torra, pero una vez inhabilitado y con el gobierno catalán en funciones, las dos formaciones políticas que lo sustentan intentan ahora sacarlo adelante como sea.

Tal como está redactado, el proyecto ley otorga al Consejo de Cámaras de Cataluña, que preside Canadell, una función de participación institucional que lo equipara a una patronal.

Foment advierte que acudirá al juzgado

En la junta directiva de Foment del Treball de este lunes, su presidente, Josep Sánchez Llibre, anunció que acudirán a los tribunales de justicia si se aprueba el decreto ley de cámaras catalanas tal como está redactado. Se informó de la estratagema de JxCat y ERC de tramitarlo por la puerta de atrás. La convalidación parlamentaria es un trámite indispensable para su entrada en vigor.

Fuentes empresariales precisan que no se oponen a que, mediante este nuevo decreto ley, la Generalitat incremente la financiación de las cámaras pero sí a que les otorgue funciones de representación institucional que corresponden a las patronales y sindicatos.

El pasado julio, las dos grandes patronales catalanas -Foment y Pimec- y las dos centrales sindicales -CC.OO y UGT- pactaron una posición conjunta en contra del decreto ley de cámaras de comercio. En una carta dirigida al gobierno de la Generalitat, recordaron que tanto la Constitución como el Estatut confieren las funciones de representación institucional a patronales y sindicatos.

Foment encargó un dictamen al abogado José Manuel Silva en el que se subraya que el proyecto de decreto ley de cámaras vulnera el artículo 45.7 del Estatut. Si se aprobase, el Consejo de Cámaras de Cataluña podría contar con representantes en diversos organismos públicos, como el Tribunal Laboral de Cataluña, o participar en la negociación de acuerdos laborales.

El dictamen también pone en duda que mediante un decreto de ley de la Generalitat se pueda modificar la financiación y las funciones de las cámaras de comercio porque son una competencia estatal.

La Generalitat intentó en repetidas ocasiones aprobar una nueva ley de cámaras sin conseguirlo. Ahora vuelve a la carga, mediante un procedimiento de urgencia antes de que acabe la legislatura. No está nada claro que consigan la mayoría necesaria.

Curiosamente, el proyecto de ley que ha entrado en el Parlament es obra del equipo de la exconsejera de Empresa Àngels Chacón, cesada el pasado septiembre a raíz de las pugnas internas entre el Pdecat y JxCat. Pero es Tremosa quién se ha empeñado en que ahora lo apruebe el Parlament antes de que finalice la legislatura, según las fuentes patronales consultadas.