El Govern en funciones restituye a Trapero como jefe de los Mossos

Josep Lluís Trapero acepta la oferta del conseller de Interior, Miquel Sàmper, de volver al frente de los Mossos d'Esquadra

Tras dos semanas de reflexión, Josep Lluís Trapero ha respondido “sí” a la oferta del conseller de Interior, Miquel Sàmper, de volver al frente de los Mossos d’Esquadra.

Trapero fue destituido al aplicarse el artículo 155 en Cataluña en el otoño de 2017 y el pasado 20 de octubre fue absuelto en el juicio en el que se le acusaba del delito de sedición por el papel de la policía catalana en el referéndum del 1-O.

Este jueves, el mayor de los Mossos ha sido restituido como comisario jefe del cuerpo. Trapero habría trasladado en una reunión con Sàmper su deseo de volver a la jefatura, como le ofreció el conseller hace dos semanas. Y Sàmper confirmó en Twitter el nombramiento.

“He comunicado al mayor Josep Lluís Trapero su restitución como jefe del cuerpo de Mossos d’Esquadra. Agradezco al ahora comisario jefe, Eduard Sallent, el buen trabajo que ha llevado a cabo al frente del cuerpo desde junio de 2019″, ha informado el consejero.

El Govern catalán, en funciones tras el cese del expresident Quim Torra, ha tomado la decisión cuando faltan poco más de dos meses para las elecciones de febrero.

Los tres sustitutos de Trapero en los Mossos

El comisario jefe saliente Eduard Sallent fue nombrado por el cesado exconsejero de Interior, Miquel Buch, en junio de 2019.

Sallent fue el tercer sustituto de Trapero desde que se aplicó el 155 en 2017. Primero fue Ferran López Navarro el número uno de los Mossos de octubre de 2017 a junio de 2018, y después fue Miquel Esquius, al mando desde julio de ese año hasta la llegada de Sallent.

Buch, por su parte, fue cesado a inicios de este pasado septiembre, antes de que Torra fuese inhabilitado en firme por el Tribunal Supremo. El exconsejero de Interior vinculó su despido a los roces con el ahora expresident durante los disturbios independentistas de octubre de 2019, tras la sentencia del procés.

Trapero, por su parte, fue llamado a declarar en la Audiencia Nacional en octubre de 2017 como imputado por un supuesto delito de sedición como parte de las investigaciones sobre el referéndum ilegal del 1-O.

El responsable de los Mossos durante la consulta independentista fue procesado en abril de 2018, pero fue absuelto hace unas semanas. La Fiscalía estudió recurrir la sentencia pero finalmente decidió no dar el paso.