El Govern rechaza la sentencia del TSJC para cumplir el 25% de castellano: «Se hará más catalán»

Desde el Govern piden a los directores y profesores que sigan trabajando sin ningún cambio pese a la ley que obliga impartir el 25% en castellano

Portavoz del Govern, Patrícia Plaja.EFE/ Andreu Dalmau

El Goven de Pere Aragonès rechaza la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que da 15 días para ejecutar el 25% de castellano en todas las escuelas públicas catalanas. La sentencia ordena a la Generalitat a garantizar la educación también en castellano, pero la Generalitat quiere hacer oídos sordos.

«En las escuelas catalanas se hará más catalán después de la sentencia que antes de este ataque. Pondremos todo el esfuerzo para incrementar el uso del catalán en todos los ámbitos de la escuela», ha asegurado la portavoz del Ejecutivo catalán, Patrícia Plaja, tras el ultimátum del máximo órgano del poder judicial en Cataluña. «El catalán es un punto de encuentro, inclusión e igualdad de oportunidades», ha sentenciado.

Asimismo, ha pedido a los directores y profesores de las escuelas catalanas que sigan trabajando de la misma manera, sin ningún cambio, hasta que puedan solucionar lo que consideran «un ataque contra el catalán en las escuelas».

Por su parte, el president ha asegurado que desde el Govern «seguirán defendiendo y potenciando el catalán», así como protegerán a los directores y de los centros para que puedan defender un modelo «eficaz e integrador». Además, ha pedido que se deje de «judicializar la educación».

ERC pide a Junts recapacitar sobre la Ley de política lingüística

Desde el Parlament, los republicanos urgen a los postconvergentes a aprobar de una vez la reforma pactada entre ERC, PSC, Comunes y Junts a finales de marzo sobre la Ley de Política Lingüística y el decreto de uso de las dos lenguas en el sistema educativo, una reforma de la que Junts se desvinculó a último momento. La portavoz republicana, Marta Vilalta, ha explicado que está en continuo contacto con los partidos para poder poner en marcha «lo antes posible» la reforma.

En esta línea, Aragonès ha subrayado que «ahora más que nunca hace falta consenso y sumar fuerzas», instando a Junts para que recapacite y se una de nuevo a la reforma. «Un tribunal continúa determinando como se tiene que educar y como tienen que aprender los alumnos de las escuelas catalanas y es hora de máxima unidad para articular todas las herramientas para proteger el modelo lingüístico de las aulas del país», ha escrito en su perfil de Twitter.

El TSJC da 15 días

Este lunes el TSJC ordenó al Govern el «cumplimiento inmediato» de la sentencia que establece que un 25% de las clases deben impartirse en castellano, al que dan solo 15 días para implantarla. De esta manera, los colegios de Cataluña deberán incluir, como mínimo, la docencia de la misma lengua y otra asignatura troncal.

Avatar