El juez mantiene el tercer grado a los presos condenados por sedición

Los jueces de vigilancia penitenciaria mantienen en semilibertad a los reos por el procés

Oriol Junqueras sale por primera vez de la cárcel de Lledoners con permiso para trabajar de docente en la Universidad de Vic, el 3 de marzo de 2020 | EFE/SS

El juzgado de vigilancia penitenciaria ha mantenido el tercer grado a los presos independentistas condenados por sedición. La cárcel de Lledoners, donde están la mayoría de reos por el procés, ha recibido esta mañana la notificación de los magistrados.

La decisión, que ha avanzado Catalunya Ràdio, se ha conocido un día después de que el Juzgado de Vigilancia Pnitencaria número 1 de Cataluña decidiera mantener la semilibertad a la exconsellera Dolors Bassa y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Los nueve líderes independentistas seguirán en semilibertad, algo que les permite salir de la cárcel a diario y regresar únicamente a dormir de lunes a jueves. Los juzgados de vigilancia penitenciaria han podido resolver sobre el fondo de los recursos presentados por la Fiscalía, que pedía su revocación.

Segunda salida de los reos por sedición

Los políticos presos volvieron a salir en semilibertad pocas semanas antes de las elecciones autonómicas celebradas el 14 de diciembre. La Consellería de Justicia ratificó el pasado jueves el tercer grado penitenciario después de que las juntas de tratamiento penitenciario volvieran lo propusieran.

No es la primera vez que optan a este régimen penitenciario. El verano pasado, el tercer grado de los hombres duró dos semanas, pero el de las mujeres se alargó cinco meses porque los jueces discreparon sobre si los recursos de la Fiscalía suspendían inmediatamente.

Podemos, favorable al indulto por los presos encarcelados

En paralelo, los indultos a los presos del procés siguen su tramitación. El Gobierno debe decidir si otorga esta medida de gracia a los políticos encarcelados por sedición, tras la petición del partido extraparlamentario Lliga Democràtica y también de la UGT en el caso de Dolors Bassa.

Aunque el Gobierno no se ha pronunciado a favor, Podemos se ha manifestado favorable al indulto por los líderes presos encarcelados. También desde el PSC ha habido altos mandos a favor de esta medida de gracia, como el propio ministro de Política Territorial Miquel Iceta o la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.