El PP se alía con Podemos para que Delgado dé explicaciones en el Congreso

El PP no se opone a que la Mesa del Congreso apruebe la comparecencia de la fiscal general, como piden Podemos y los socios de investidura de Sánchez.

Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y el PP, Pablo Casado, en una imagen de archivo. EFE/Paco Campos

Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y el PP, Pablo Casado, en una imagen de archivo. EFE/Paco Campos

La comparecencia de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, sobre su reunión con el periodista Eduardo Inda, el mismo día que el ex comisario Villarejo abandonó la prisión de Estremera podría aprobarse este mismo martes. El Partido Popular se ha convertido en el aliado inesperado de Unidas Podemos y este martes en la Mesa del Congreso darán luz verde a la solicitud de comparecencia que registraron ERC y EH Bildu y a la que después se han sumado Unidas Podemos y Junts per Catalunya.

“Hemos pedido varias veces la dimisión de Delgado y no veo por qué vamos a tener que votar en contra esta vez”, asegura un diputado del PP. El famoso ‘rodillo parlamentario’ -PSOE y Unidas Podemos- se romperá este martes en la Mesa del Congreso. Los morados cambian de bando y se van con el PP, nada menos, para sacar adelante la comparecencia de la fiscal general en sede parlamentaria.

Unidas Podemos rompió el pasado jueves su silencio al conocer el vídeo, publicado por Ctxt, donde Delgado se reunió con dos periodistas de Okdiario, a quien Podemos considera “socios” o “brazo mediático” del ex comisario Villarejo, que salió ese día de prisión. Lo que algunos califican de “coincidencia” o “casualidad”, otros piden explicaciones y avanzan que “no vamos a parar hasta conseguirlas”, señalan desde la formación de Pablo Iglesias.

El presidente Pedro Sánchez y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado. Foto: EFE

Los morados están más que dispuestos a pedir el cese de la fiscal general si, finalmente, su propuesta fuera tumbada en la Mesa del Congreso, tal y como avanzó Economía Digital. Mediante el registro de preguntas en sede parlamentaria y más peticiones, Unidas Podemos ha decidido no dejar atrás este asunto.

En el texto registrado la semana pasada en la Cámara Baja solicita la comparecencia de Delgado en relación a las “supuestas reuniones que mantuvo la fiscal general con investigados en causas penales el mismo día de la puesta en libertad del ex comisario Villarejo”.

Lo irónico del asunto es que los populares tendrían la llave este martes en la Mesa del Congreso para dar luz verde y que la fiscal general ofrezca su testimonio a los socios de investidura de Sánchez.

El asunto ha caído mal entre los socialistas, que prefieren guardar silencio. El acuerdo de Gobierno de coalición, entre PSOE y Unidas Podemos, impide que uno de las dos formaciones pida la comparecencia de un miembro del Ejecutivo del otro partido. Los morados se escudan en que Delgado ya no es ministra y, por lo tanto, siguen cumpliendo el acuerdo animando a que lo sigan cumpliendo los socialistas también.

El líder de Podemos señaló mediante un tuit que “en los desagües se sigue defendiendo el ‘statu quo’, pero hay focos, maquillaje, amistades y encuentros extraños… Y atronadores silencios”. Un final que muchos han atribuido a su socio de Gobierno, el PSOE.

El PP no negociará la nueva LeCrim

Los frentes del PP con Delgado siguen abiertos o más bien con el PSOE a raíz de situar a ésta al frente de la Fiscalía General del Estado. Los populares ya exigieron a Sánchez el relevo de Delgado para negociar la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Un aviso que los socialistas hicieron caso omiso. Pero la semana pasada volvieron a la carga señalando al PSOE en la Comisión de Justicia del Congreso que no negociarán la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que quita la investigación judicial a los jueces para dársela a los fiscales, mientras Delgado esté al frente de la Fiscalía.

El diputado del PP, Luis Santamaría, consideró que Delgado ejerce de “quintacolumnista” del Gobierno y que “el PP no cree en la labor que desempeña”. Así, la acusó de no ejercer el cargo de forma imparcial debido a su pasado como diputada socialista y como ministra del Justicia, llegando a calificarla de “quintacolumnista” del Gobierno y de una de las más leales servidoras tanto del presidente, Pedro Sánchez, como del “señorío de Galapagar”.

A este respecto, echó en cara a Delgado que la Fiscalía del Tribunal Supremo frenara las querellas y denuncias presentadas contra el Gobierno por su gestión de la pandemia, que el Ministerio Público no recurriera el tercer grado de los condenados por el ‘procès’ hasta después de las elecciones catalanas del 14-F o que permanezca en “estado de letargo invernal mientras las calles de España arden”.

El diputado ‘popular’ también recriminó a Delgado su “silencio atronador” sobre determinadas cuestiones y, en este sentido, aseveró que “la Fiscalía protege a Podemos” y sacó a relucir al comisario jubilado para urgirla a que aclare cuántos miembros del Gobierno han tenido relación con él.

Los frentes del PP con Delgado siguen abiertos y el socio de Gobierno, Podemos, incluso les podría venir bien para abrir ‘fuego parlamentario’ contra los socialistas.

A todo esto se suma que Villarejo desveló que Delgado envió “a un emisario en su nombre” a la prisión de Estremera (Madrid) para negociar su puesta en libertad a cambio de “atacar al PP y a la Corona”, según desvelaron fuentes del caso a Libertad Digital. Unidas Podemos quiere ir paso a paso y esta semana se centrarán en sacar adelante, con ayuda del PP, la comparecencia para escuchar a la fiscal general en el Congreso.