El Supremo permite que Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santi Vila vuelvan a la política

El Tribunal Supremo declarada extinguida la responsabilidad de Carles Mundó, Meritxell Borràs y Santi Vila en la causa del procès

El exconseller Carles Mundó, el día que fue liberado bajo fianza, abrazando a Marta Rovira./ EFE

El exconseller Carles Mundó, el día que fue liberado bajo fianza, abrazando a Marta Rovira./ EFE

Los exconsellers Carles Mundó, Meritxell Borràs y Santi Vila ya pueden volver a la política. El Tribunal Supremo ha declarado extinguida su responsabilidad en la causa del procès, por lo que la pena de veinte meses de inhabilitación para los tres dirigentes -condenados por un delito de desobediencia-, ya ha llegado a su fin.  

En concreto, los políticos independentistas terminaron de cumplir su sentencia el miércoles, pero no ha sido hasta este viernes cuando el alto tribunal ha dictado tres autos que les permiten volver a ejercer la profesión. Hasta ahora no podían ocupar ningún cargo público electivo de funciones de gobierno en ningún ámbito: ni estatal, autonómico ni local. 

La Fiscalía pidió hasta siete años de cárcel para los exconsellers en el juicio del procès. Pero, a diferencia de los nueve líderes que a día de hoy están en prisión a la espera de si el Gobierno les concede el indulto, se libraron del ingreso en prisión. El Supremo concluyó que no habían destinado fondos públicos al referéndum del 1-0, por lo que no les condenó por malversación. 

La exconsejera de Gobernación, Meritxell Borràs, en una imagen de archivo | EFE/TA/Archivo
La exconsejera de Gobernación, Meritxell Borràs, en una imagen de archivo | EFE/TA/Archivo

Aun así, antes de ser inhabilitados, tanto Mundó como Borràs estuvieron en prisión preventiva poco más de un mes. Después, el alto tribunal les dejó en libertad provisional bajo una fianza de 100.000 euros. 

Mundó reclama una indemnización a Justicia por la prisión preventiva 

Además, fueron condenados a pagar una multa de 60.000 euros que, tras descontar el tiempo que pasaron en prisión preventiva y tras fijar una serie de medidas cautelares, se quedó en 35.600 euros.  

Mundó incluso ha reclamado una indemnización de 19.409 euros al Ministerio de Justicia por los 33 días que permaneció en prisión preventiva , que entiende le causaron daños económicos, psicológicos y morales, según ha informado la Agencia Efe. 

Vila, en cambio, pasó una única noche en prisión. El ex diputado de la Generalitat, tras prestar declaración como investigado pudo evitar la cárcel al pagar una fianza de 50.000 euros, que acabó reduciéndose a 48.400 euros. 

Los tres exconsellers han seguido en activo durante este tiempo. Mundó, que fue conseller de Justicia, ejerce de abogado en el despacho Vallbé Advocats; Borràs es  coordinadora de políticas corporativas de la Universidad de Vic desde octubre de 2018; y, dinalmente, Vila dirige la compañía Aigües de Banyoles. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña