ERC obvia a JxCat y los Comuns: elige a la CUP para empezar a negociar Govern e investidura

Los republicanos dejan a Jéssica Albiach y Laura Borràs para más adelante ante los vetos cruzados entre sí para participar en la formación de Gobierno

La candidata de la CUP en las pasadas elecciones catalanas, Dolors Sabater, durante la rueda de prensa ofrecida este martes / EFE

Ni JxCat ni los Comuns. ERC ha decidido empezar su rueda formal de contactos para negociar un Govern la CUP con una reunión entre los equipos negociadores de ambas formaciones. Los dos partidos independentistas han analizado cómo deben avanzar a partir de ahora en el proceso hacia la “República Catalana”.

Según ha informado ERC, el primer contacto formal entre ambas formaciones ha servido para poner sobre la mesa la situación económica y social de Cataluña. También, para evaluar cuáles deben ser los pasos para avanzar en la independencia, y se han emplazado a negociador

ERC ha intentado así marcar perfil ideológico sin renunciar a su objetivo secesionista. La formación republicana ha expresado en un comunicado ambas formaciones han convenido en “la victoria del independentismo como el hecho de que el movimiento político crece por la izquierda”.

La ‘vía Rufián’: un Gobierno con la CUP y los Comuns

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha aprovechado la defensa de la moción sobre la amnistía y un referéndum pactado para exigir a las izquierdas “independentistas, soberanistas y autodeterministas” un Govern compartido que dejaría fuera a JxCat.

“Hagamos que las izquierdas predominen de una vez por todas un frente amplio en el Govern de la Generalitat”, ha exigido el diputado en Madrid. Rufián también ha pedido que esta vía sirva para desmarcarse de JxCat, y los ha citado indirectamente: “Dejen de marcarnos el ritmo aquellos que habían ganado tanto que se pensaban que el país era suyo”.

Rufián ha insistido en que las izquierdas a favor del referéndum y la autodeterminación han ganado, y no se puede obviar: “Sumamos como nunca y eso nos obliga, nos mandata, nos condena a a entendernos”. ERC ha asumido “el liderazgo de esa mayoría de todas las izqueirdas”.

Los vetos cruzados: Comuns y JxCat se excluyen mútuamente

Los vetos cruzados entre los potenciales socios de ERC para un Govern siguen. Junts per Catalunya entiende que se debe conformar un gobierno únicamente independentista, donde no tendría cabida el partido de Jéssica Albiach. Tampoco los morados aceptarían a Laura Borràs, al considerarse en las “antípodas ideológicas”.

En el plan de los comunes hay otras opciones: un tripartito a tres con el PSC dentro de la ecuación o un gobierno compartido con ERC donde los socialistas votaran a favor. Jéssica Albiach aspira así a repetir una suerte de tripartito de izquierdas como los que gobernaron Cataluña entre 2003 y 2006 con Pasqual Maragall y José Montilla al frente.

Pero no es el único impedimento para ERC. La CUP también es muy reacia a entrar en un Govern, puesto que exige un calendario firme que fije para 2025 un referéndum pactado o unilateral. Además, se niegan a asumir contradicciones, como la gestión de los Mossos d’Esquadra desde la consellería de Interior.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.