España cierra el tráfico aéreo con Sudáfrica por la nueva variante ‘nu’ del coronavirus

El Gobierno ha seguido las recomendaciones de la Comisión Europea, después de que se haya notificado el primer caso en Bélgica

La ministra de Sanidad, Carolina Darias (i), y la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ofrecen una rueda de prensa. EFE/Javier López

España ha decidido restringir todos los vuelos procedentes de Sudáfrica y de Botsuana para evitar la entrada de la nueva variable del coronavirus, a la que los científicos han bautizado como ‘nu’. El Ministerio de Sanidad llevará esta decisión al próximo Consejo de Ministros, después de que se haya notificado ya el primer contagio en Europa.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha comunicado esta nueva estrategia que se materializará con «un acuerdo de restricciones» que también endurecerá los requisitos para ingresar desde otros territorios. «Vamos a exigir a países de alto riesgo no solo la vacunación, sino un test de antígenos y PCR”, ha explicado en declaraciones a Televisión Española.

España ha adoptado así las recomendaciones que ha remarcado Bruselas a los 27 países miembros para evitar que la nueva cepa de la Covid-19 se propague por el viejo en una época marcada por una nueva ola de casos. «Las noticias sobre la nueva variante son muy preocupantes. Hoy he hablado con científicos y fabricantes de vacunas. Comparten la preocupación», ha advertido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

El Gobierno se ha alineado así con otros países del bloque comunitario como Alemania, Italia, Francia, Países Bajos, Austria, República Checa o Croacia que ya habían cerrado sus fronteras a los viajeros procedentes de los dos países africanos, ante la incertidumbre que ha generado esta inusual variante entre la comunidad científica.

La respuesta se produce después de que las autoridades sanitarias hayan observado el primer caso positivo en Europa. La primera paciente con esta variante es una mujer de Bélgica que regresaba al país después de un viaje a Egipto, para el que realizó una escala en Turquía. La joven no se había vacunado y contaba con una alta carga viral, según los primeros diagnósticos.

¿Por qué preocupa a las autoridades la cepa ‘nu’ de Sudáfrica?

A pesar de que esta nueva cepa apenas se ha detectado en un puñado de casos, la comunidad científica ha hecho un llamamiento a la advertencia que no se produjo ni siquiera en los primeros compases de otras variantes como las originarias de Reino Unido o la India que también provocaron un aluvión de contagios.

La principal novedad de esta cepa es que tiene un número de mutaciones muy superior al del resto de cepas que se han detectado hasta la fecha, aunque todavía no hay pruebas concretas sobre cómo afectará a su capacidad para contagiar a los pacientes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no espera resultados concluyentes hasta dentro de unas semanas.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ya ha calificado la cepa B.1.1.529 como una ‘variante de interés’ y ha advertido que lo más probable es que lleve asociada una alta transmisibilidad del virus, así como una cierta resistencia a las vacunas. Dos fenómenos habituales en cada nuevo conjunto de mutaciones del coronavirus.

Lo que de momento no han podido determinar los científicos es si la cepa llevará aparejado un mayor riesgo de sufrir complicaciones de salud. Ya está presente en Sudáfrica, Botsuana, Hong Kong, Bélgica e Israel.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.