Europa fijará un límite de 9 meses para viajar tras recibir la vacuna del coronavirus

La Comisión Europea abre sus fronteras a las personas vacunadas con preparados chinos como Sinovac o Sinopharm si llevan también una PCR

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con mascarilla, asiste a un debate sobre las conclusiones de la cumbre de líderes de octubre en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, el 23 de noviembre de 2021. (Francia, Estrasburgo) EFE/EPA/CHRISTIAN HARTMANN / POOL MAXPPP OUT

Las incógnitas sobre la duración de la inmunidad del coronavirus han llevado a la Comisión Europea a estudiar nuevos cambios sobre la aplicación del ‘pasaporte covid’. Bruselas recomendará a los 27 estados miembros del bloque que otorguen una validez a las dosis de un máximo de 9 meses para facilitar los desplazamientos por el espacio Schengen.

Esta propuesta persigue afianzar un punto en común entre los países comunitarios después de las diferencias que han demostrado en las últimas semanas en sus tesis sobre la duración de las vacunas de la Covid-19. En todo caso, la medida se presentará como una recomendación, según ha publicado Bloomberg tras acceder al un documento interno.

La limitación de la validez de las dosis a nueve meses abre la puerta a que la campaña de refuerzo se abra de forma generalizada a la población a corto plazo. Teniendo en cuenta que la vacunación se aceleró en toda Europa justo antes del verano, para la primavera ya habría transcurrido el tiempo límite para la mayor parte de los ciudadanos con la pauta de dos dosis.

Esta decisión va en la línea de la apuesta de Bruselas por comenzar a inyectar terceras inyección con carácter inminente a la población adulta debido a las últimas olas de contagios que sacuden el centro de Europa. “La dosis de refuerzo debería estar a disposición de los adultos, con prioridad para la gente de más 40 años y las más vulnerables. ¡Y mantengamos la distancia y las máscaras!”, subrayó el miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

Esta campaña mediática llega cuando países como Alemania, Austria o Italia están comenzando a aplicar nuevas medidas para restringir las actividades no esenciales de los ciudadanos que no se hayan vacunado con el objetivo de elevar sus porcentajes de inmunización antes de que comiencen las fiestas navideñas y frenar el goteo de casos positivos.

Bruselas reclama PCR para los viajeros con vacunas no autorizadas en Europa

A pesar de esta medida de validez de la vacuna, la Comisión Europea sí que ha abierto la mano con otras restricciones. En su batería de propuestas, ha recomendado a los países miembro recibir a todos los viajeros que cuenten con una vacuna aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aunque el fármaco no haya recibido luz verde en el viejo continente.

El máximo organismo de control de la pandemia ha dado su visto bueno al uso de emergencia de algunas vacunas como las que se administran en China (Sinovac y Sinopharm). Aunque los reguladores europeos solo han autorizado hasta la fecha los preparados de Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson y AstraZeneca.

Para evitar problemas, Bruselas ha pedido a los países miembro que exijan a los visitantes vacunados con alguna de estas excepciones una prueba negativa PCR que avale que no tengan coronavirus. Un doble control que condicionará al sector turístico en el reto de recuperar los clientes durante el tramo final del año.

Las nuevas reglas comunitarias también permitirían viajar a los menores, de entre 6 y 17 años, aunque no se hayan vacunado, siempre y cuando porten una prueba negativa de diagnóstico. Así, se podrá abrir el espacio comunitario a los más jóvenes, que todavía no han entrado en los planes de vacunación en buena parte del mundo.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.