España Vaciada irrumpiría en el Congreso con 15 escaños claves para decantar el Gobierno

La nueva fuerza política, que obtendría solo el 1,1% de los votos, tendrá que decantarse entre llevar a Pedro Sánchez o Pablo Casado a Moncloa

España Vaciada irrumpiría en el Congreso con 15 escaños claves para decantar el Gobierno./ EFE

España Vaciada irrumpiría en el Congreso con 15 escaños claves para decantar el Gobierno./ EFE

Las próximas elecciones presentarán un escenario político muy distinto al que se dibujó justo hace dos años, cuando Pedro Sánchez llegó a Moncloa. Si ahora se celebrasen unos nuevos comicios, España Vaciada, partido inscrito el pasado 30 de septiembre en el registro del Ministerio del Interior, irrumpiría con 15 escaños, por lo que se situaría en una posición clave para decantar al Gobierno en una dirección u otra.

La nueva fuerza política se haría con el 1,1% de los votos, según la encuesta realizada por Sociométrica y que publica El Español . Esta cifra supone hasta 3,5 veces menos del porcentaje que obtendría Ciudadanos (3,9%) y tres veces menos que los apoyos a Más País (3,3%). Sin embargo, la ley electoral le daría hasta 13 y 10 diputados más, respectivamente, provocando una contradicción entre el número de votos y representantes.

La cuestión es que España Vaciada concentraría una mayoría de votos en determinadas circunscripciones, como puede ser el caso de las provincias aragonesas, castellanomanchegas, castellanoleonesas, las extremeñas y algunas andaluzas como Jaén, Córdoba y Granada, entre otras. La ley D’Hondt beneficia la concentración de voto, motivo por el que los partidos nacionalistas siempre han tenido peso en el Congreso, y perjudica el voto disperso, como es el caso de los votantes de la formación de Inés Arrimadas.

España Vaciada resta seis escaños al PP y 5 al PSOE

Este partido, que se inspira en el fenómeno de Teruel Existe, se convertiría así en la quinta fuerza parlamentaria y restaría seis diputados al PP, cinco al PSOE y tres a Vox. De esta forma, los socialistas, que conseguirían el mayor número de papeletas con un 25,5%, quedarían relegados a la segunda fuerza por detrás de los populares, que se haría con 101 asientos y el 24,9% de los apoyos.

Los de Pedro Sánchez perderían hasta 20 parlamentarios en comparación con las elecciones de 2019, mientras que los de Pablo Casado ganarían 12

Los de Pedro Sánchez perderían hasta 20 parlamentarios en comparación con las elecciones de 2019, mientras que los de Pablo Casado ganarían 12. Vox conservaría el tercer puesto y se haría con tres diputados más, hasta los 55. En cambio, Unidas Podemos, que se haría con 34 asientos, uno menos que los actuales.

Sumando los 13 de ERC, los 7 de Junts, 6 del PVN, los 2 de la CUP, y los 5 de Más País, la izquierda se quedaría lejos de la mayoría absoluta. Lo mismo le pasaría a la derecha, que no alcanzaría los 176 diputados necesarios con los escaños de PP, Ciudadanos, Vox y Coalición Canaria. Ambos bloques, si quieren gobernar, tendrán que convencer a la España Vaciada, el nuevo partido que decidirá a quién lleva hasta Moncloa.

Noelia Tabanera