Foment y Pimec rechazan el retraso electoral en Cataluña pero descartan recurrirlo

Las patronales y sindicatos manifiestan su rechazo al aplazamiento electoral en Cataluña mientras que partidos, asociaciones y particulares lo recurren

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (centro), posa junto a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera; el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni; el ministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa; y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en un acto el 21 de diciembre de 2021 | EFE/QG/Archivo

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (centro), posa junto a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera; el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni; el ministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa; y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en un acto el 21 de diciembre de 2021 | EFE/QG/Archivo

Después de estudiar recurrir el aplazamiento electoral en Cataluña, Pimec ha reprochado la decisión del Govern pero a su vez ha descartado presentar una denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Foment del Treball, que reunió este lunes a su ejecutiva para valorar si llevaba el asunto a los tribunales, también lo ha descartado.

Las patronales han mostrado su rechazo rotundo a suspender los comicios, pero a diferencia de varios partidos políticos y particulares han evitado presentar un recurso ante la justicia. Las elecciones debían celebrarse el 14 de febrero, pero el Govern y todos los partidos menos el PSC acordaron el pasado viernes retrasarlos al 30 de mayo.

La Generalitat, sin rumbo alguno desde que a principios de 2020 se tornó inevitable la inhabilitación del president Quim Torra, justificó su propuesta de aplazar la votación apuntando a la preocupación de llegar a las urnas con el sistema sanitario colapsado debido a la pandemia del coronavirus, un argumento que algunos médicos han criticado.

Los empresarios “necesitan” elecciones

Los empresarios llevan meses reclamando elecciones en la región. Durante el debate político sobre si aplazar o no la votación, la semana pasada, tanto Pimec como Foment del Treball se manifestaron el contra de dar largas a los comicios, entendiendo, entre otras cosas, que la decisión dejaría a Cataluña sin presupuestos nuevos.

El presidente de Pimec, Josep González, ha reiterado tras la reunión de la cúpula de la organización su rechazo a la demora de las elecciones catalanas, informa Nació Digital. Fuentes de la patronal explican a ese digital que presentar un recurso es innecesario porque ya se han presentado varios y se generaría más tensión.

Foment cree que es perentorio que se forme un nuevo Govern. Josep Sánchez Llibre, en declaraciones este lunes a TV3, dijo que el aplazamiento electoral es injustificado, arbitrario y erróneo, y lamentó que no habrá presupuestos para 2021. La semana anterior suplicó que no se retrasaran los comicios porque los empresarios “necesitan” que se celebren el 14-F.

Lluvia de recursos contra el 30-M

Pimec y Foment no son los únicos que han estudiado presentar un recurso. Vox dijo el viernes que, si hay un “resquicio legal”, estudiarán recurrir el decreto de la Generalitat, y el PSC ha adelantado que está valorando si lleva la decisión ante los tribunales. ERC, JxCat, Ciudadanos, la CUP, el PP y los comunes, por su parte, apoyaron el aplazamiento.

Un particular ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), pidiendo medidas cautelarísimas. Igualmente han actuado al menos tres formaciones políticas: Pacma, Lliga Democràtica e Izquierda en Positivo, ninguna de las cuales tiene actualmente representación en el Parlament, al igual que Vox. La Lliga calificó la decisión de “extrema gravedad” por suponer un periodo de “suspensión de la democracia”.

Asimismo, la asociación Impulso Ciudadano ha anunciado este lunes que presentará un recurso contencioso-administrativo por “vulneración de derechos fundamentales”. “Si la situación sanitaria impide la celebración de las elecciones para el día 14 de febrero deben arbitrarse soluciones que respeten el mantenimiento del período electoral y, en su caso, la prórroga de los plazos, pero no cabe la desconvocatoria de las elecciones”, reza un comunicado.

También han sido muy críticos CCOO y UGT. Los sindicatos se manifestaron en contra del retraso desde antes de que se confirmara y temen que unas elecciones a finales de mayo dificulten la salida de la crisis y aumente la inestabilidad institucional que se vive desde hace meses en Cataluña. “No es una buena noticia”, dijo el secretario general de CCOO, Javier Pacheco, mientras que desde la UGT señala que “necesitamos instituciones fuertes”, informa Crónica Global.

Las centrales no han anunciado, por su parte, ningún recurso hasta ahora. Pero sus argumentos no son diferentes de los de las patronales. Cataluña “requiere con urgencia la constitución de un gobierno estable y fuerte con capacidad de tomar las decisiones necesarias y aprobar los presupuestos de la recuperación económica y social”, decían la semana pasada en un comunicado conjunto Foment y Pimec.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.