Gabilondo marca distancias con Iglesias: “Yo no planteo que Ayuso vaya a la cárcel”

El candidato socialista presiona a Ciudadanos para que acepte su propuesta de gobernar en coalición: "Si va a persistir en su error de pactar con el PP de Madrid, es grave"

El candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. EFE/ Víctor Lerena/Archivo

Ángel Gabilondo ha dado un paso más para hacer públicas sus diferencias con los planteamientos políticos de Pablo Iglesias. Tras su negativa a formar un hipotético gobierno de coalición con Unidas Podemos, el candidato socialista ha vuelto a cargar contra el todavía vicepresidente por sus “posiciones extremistas” durante la precampaña electoral. Una estrategia de desgaste que no ha cesado desde que decidió establecer un cordón sanitario alrededor del líder de la formación morada.

El cabeza de lista del Partido Socialista ha señalado directamente a Iglesias por sus últimas declaraciones, en las que advirtió que si llegaba al Gobierno de la Comunidad de Madrid iba a “levantar las alfombras” para acabar mandando a la cárcel a Isabel Díaz Ayuso. Gabilondo ha tratado de huir de este tipo de frases incendiarias y ha marcado distancias con Unidas Podemos: “Yo no planteo esas cosas”.

“Yo dije con este Iglesias no. Este es el que plantea los asuntos como una confrontación que no comparto”, ha remarcado en una entrevista en Radio Nacional.

Gabilondo hace públicas sus diferencias en materia educativa

Más allá de su forma de expresarse, Gabilondo también ha señalado algunas líneas de su programa electoral que le separan de Unidas Podemos, como la gestión de las plazas de la educación concertada. “Él dice que hay que eliminar la enseñanza concertada. Yo no lo creo. Yo creo que hay que fortalecer la enseñanza pública”, ha expresado.

Este tipo de argumentario es el que el candidato socialista ha utilizado para marcar su línea roja con Pablo Iglesias y tender la mano tanto a Más Madrid como a Ciudadanos para formar una alianza moderada que permita derrocar al Gobierno popular. “Queremos acoger a quienes no quieren posiciones extremistas. Es infecundo e inquietante para la sociedad”, ha subrayado.

La estrategia de Gabilondo le puede servir para reforzar su posición como la primera opción del bloque de la izquierda en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, no ha sido un movimiento suficiente como para llegar a captar a Ciudadanos que, hasta el momento, ha rechazado la mano tendida de los socialistas. Edmundo Bal sí que se ha mostrado a favor de reeditar un acuerdo con el Partido Popular, si se cumplen sus líneas del programa electoral.

Gabilondo presiona a Ciudadanos para que se posicione

Sin el apoyo de Ciudadanos, ningún sondeo ha dado opciones al bloque de la izquierda de desbancar a Isabel Díaz Ayuso. Por eso, Gabilondo ha ofrecido desde el primer momento a los liberales la posibilidad de pactar un gobierno conjunto tras los comicios. El líder de los socialistas ha apelado a las corrientes centradas de la formación naranja para tratar de activar una alianza que no llegó a consumarse en 2019.

Los votantes de Ciudadanos, que sepan que tienen esa elección que hacer, ir con el PP a la deriva ultra clara, o ir con el PSOE sin extremismos que quiere abrir la sociedad”, ha remarcado.

Gabilondo ha dejado el balón en el tejado de Edmundo Bal para que no repita los “errores” de la pasada legislatura y pacte con los populares, después de la ruptura que se ha producido en el Gobierno en tan solo dos años. “Yo lo que digo es que si Ciudadanos va a persistir en su error de pactar con el PP de Madrid, es grave para Madrid y para España”, ha subrayado.