Garamendi: “Las empresas no están preparadas para otro confinamiento”

El presidente de la CEOE alerta de la destrucción de puestos de trabajo que supondrá un aislamiento domiciliario en España

Los tambores de un nuevo confinamiento domiciliario han aumentado la incertidumbre entre los empresarios españoles, que temen que el aislamiento en los hogares conduzca al cierre de sus negocios y a la destrucción de miles de puestos de trabajo. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha alertado de que la medida supondría un “drama” para la economía del país.  

El líder de la patronal se ha anticipado a la posibilidad de un aislamiento en casa y ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez un plan de medidas excepcionales y urgentes para evitar que los negocios tengan que echar la persiana si se aplica definitivamente. “Las empresas no están preparadas para otro confinamiento”, ha expuesto en una entrevista en Telecinco.

La medida que ya han tomado otros países como Reino Unido o Francia está en el aire debido al incremento constante de casos de coronavirus que se ha registrado en las últimas semanas. Expertos en salud pública llevan días advirtiendo sobre esta posibilidad que el Gobierno no decidirá de forma definitiva hasta el próximo 9 de noviembre, cuando pueda evaluar el impacto de la declaración del estado de alarma en la contención de la Covid-19. Algunas comunidades como Asturias ya lo han propuesto formalmente. 

Garamendi ha insistido en las consecuencias que puede provocar el confinamiento total, que ya paralizó durante tres meses buena parte de la actividad económica para contener la primera oleada de casos de la Covid-19 en la primavera. “Hay que evitar que las empresas fallezcan y nos llevemos por delante un montón de empleos en un futuro”, ha enfatizado.

“En las empresas no están los problemas, usamos EPIS, hacemos seguimientos a los enfermos y familiares, en las empresas no es donde principalmente está volviendo el virus”

El presidente de la CEOE ha recordado que algunos sectores como el turismo, el comercio o la hostelería han quedado “absolutamente arrasados” por las restricciones sociales del coronavirus y la caída del consumo. Por eso, ha vuelto a insistir en la necesidad de prorrogar medidas como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o los créditos ICO, más allá del 31 de enero.

Los empresarios denuncian la gestión sanitaria del Gobierno

El líder de los empresarios se ha mostrado muy crítico con la gestión que ha realizado el Gobierno de Pedro Sánchez para contener la segunda oleada de contagios en toda España. Le recrimina no haber reforzado más el sistema sanitario o haber ampliado el número de plazas disponibles en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales.

“Además de la pandemia, es un problema de saturación de la Sanidad, ha pasado mucho tiempo como para prever esto, al igual que lo hacen las empresas privadas, y hacer de forma eficiente el concepto sanitario”, ha achacado.

Pese a sus fuertes críticas, Garamendi ha vuelto a ofrecer su mano tendida para secundar las medidas que tome el Ministerio de Sanidad, aunque ha defendido que sean restricciones en plazos cortos de tiempo, de 15 días.  

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.