Hacienda inicia la reforma de la financiación con un nuevo cálculo de la población ajustada

El Gobierno remite a las comunidades autónomas de régimen común y a Ceuta y Melilla su propuesta de cálculo de la 'población ajustada'

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE/ Javier Lizón

 La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha presentado este viernes, tres días después de que venciera el compromiso adquirido inicialmente, una primera propuesta para reformular el modo en que se reparten los fondos de la financiación autonómica. En concreto, el departamento ha remitido a las CCAA una nueva propuesta para calcular las necesidades financieras de los territorios según su población ajustada (es decir, modificada según criterios como dispersión territorial o edad). Es el inicio de las negociaciones para el reparto de los recursos en el marco autonómico.

Montero ha elevado el peso del gasto sanitario en la población ajustada respecto al sistema actual del 38% a una horquilla entre el 40 y el 45 %. También ha querido dar más peso a la educación, que pasaría del 20,5 % hasta una horquilla que varía entre el 25-30 %, en la que la educación no universitaria sería un 75-80 % de la misma y la universitaria el resto.

Asimismo, el Gobierno ha manifestado que quiere abordar esta reforma “desde el diálogo y la cooperación”, por lo que ha propuesto “abrir un debate leal y riguroso, que supere la dialéctica de comunidades ganadoras y perdedoras, y que apueste por un modelo racional, en el que los intereses de todas las comunidades confluyan“.

Por otro lado, el Ministerio de Hacienda ha señalado que la población ajustada no es el único elemento que configura el sistema de financiación. Es por ello que Montero ha especificado que “la voluntad del Gobierno es ir cubriendo etapas para sacar adelante una reforma del sistema que requerirá de altura de miras y de la voluntad de comunidades y formaciones políticas para alcanzar un acuerdo”.

La idea del departamento que dirige María Jesús Montero es que este documento reciba a partir de ahora y durante el mes de enero las aportaciones y observaciones de todas las comunidades autónomas. Ahora, Hacienda espera las “aportaciones de las diferentes regiones aunque ya hay algunas que han mostrado sus primeras impresiones al respecto.

Primeras reacciones de las CCAA

Sin embargo, la Junta de Andalucía ha criticado que la propuesta inicial no recoja el fondo transitorio compensatorio para evitar las desigualdades entre las regiones. Por su parte, Montero ha señalado que “habrá tiempo de conocer la opinión de los consejeros, pero la Junta debería adelantar su posición a partir de este documento”.

Para la ministra, da “respuestas satisfactorias a cuestiones que plantea Andalucía” y ha reprochado al Gobierno andaluz que “tiene mucho interés en enfrentar a comunidades”, aunque “nunca antes había habido un Gobierno con tanta sensibilidad como hemos tenido en este periodo”.

Por otra parte, la Generalitat catalana “estudiará” la propuesta del Ministerio de Hacienda, si bien recela del concepto “población ajustada” y subraya que “la infrafinanciación y el déficit fiscal difícilmente se podrán corregir con un nuevo modelo de financiación” autonómica.

En cambio, la Comunidad de Valencia ha aplaudido este documento y ha apuntado que se aproxima más a las necesidades de gasto que tienen las comunidades. Además, la región valora que aumente el peso de variables como la sanitaria, la educativa y la de servicios sociales.