Illa revende 30.000 dosis de la vacuna a Andorra en plena tercera ola

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la venta de las unidades como parte de los compromisos adquiridos en el seno de la Unión Europea

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, analiza la situación epidemiológica en Españadurante una rueda de prensa convocada este sábado, en la Delegación del Gobierno en Barcelona. EFE/Marta Pérez

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, analiza la situación epidemiológica en Españadurante una rueda de prensa convocada este sábado, en la Delegación del Gobierno en Barcelona. EFE/Marta Pérez

El Gobierno ha cerrado un acuerdo para revender 30.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer a Andorra. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha accedido a ceder las unidades al Principado en un gesto de solidaridad que se produce justo cuando España se enfrenta a la peor fase de la tercera oleada de contagios que ha desencadenado una carrera a contrarreloj para inmunizar a la población.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este martes la resolución que acuerda el envío del material sanitario al país vecino para dar cumplimiento a las condiciones que fijó la Comisión Europea para facilitar el acceso a la vacuna también a los pequeños estados que están situados geográficamente en el viejo continente.

“Es un ejercicio de responsabilidad y solidaridad obligado ante la imposibilidad de pequeños países de firmar contrato con las farmacéuticas”, ha expresado el ministro de Sanidad a través de su cuenta oficial de Twitter.

El Gobierno justifica el envío de dosis de la vacuna

El Gobierno ha justificado en el texto del BOE la decisión de enviar las dosis en un momento tan delicado para España por el avance de la Covid-19. España es el país que se estipuló que suministrase las dosis a Andorra debido a su proximidad y a las relaciones comerciales que les unen.

“Se acordó que los países desde los que se sirven habitualmente de medicamentos y productos sanitarios a los pequeños países europeos serían responsables de destinar parte de sus dosis asignadas a los mismos”, expresa el documento.

El boletín reconoce que el Acuerdo de Adquisición Anticipada (APA) de vacunas establecido por la Comisión Europea da libertad a los países para revender las dosis a otros territorios que las necesiten para contribuir al “acceso mundial y equitativo” de la vacuna. Sin embargo, no hace ninguna mención al precio acordado.

Andorra no es el único país que se beneficiará de esta situación. Otros microestados como Mónaco, San Marino o la Ciudad del Vaticano también recibirán las dosis gracias a las cadenas de suministros de los países de su entorno.

Mientras que algunos países que forman parte del Espacio Económico Europeo como Noruega, Islandia o Liechtenstein también podrán disfrutar de la llegada de las vacunas gracias a la negociación que ha llevado a cabo la Comisión Europea con las principales farmacéuticas del mercado.

La venta de vacunas llega en el momento de mayor escasez

Paradójicamente la venta de las vacunas a Andorra se ha producido en el momento de mayor escasez de dosis por parte de España. La farmacéutica Pfizer ha reducido un 41% el envío de su partida esta semana debido a unos cambios que está produciendo en su fábrica de Bélgica que han frenado temporalmente el ritmo de producción.

En lugar de las 350.000 dosis que cada lunes aterrizan en los aeropuertos españoles, la farmacéutica estadounidense ha enviado algo más de 205.000 unidades. Casi la mitad de la cantidad prometida.

Una sanitaria recibe la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer en las Islas Baleares / EFE
Una sanitaria recibe la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer en las Islas Baleares / EFE

Los recortes se han producido en un momento en el que todas las comunidades autónomas estaban incrementando su velocidad de inmunización. Varias regiones han concluido ya las inyecciones en las residencias de la tercera edad que están libres de brotes de coronavirus y han comenzado con la inoculación de la segunda dosis a los primeros vacunados.

La escasez de vacunas ha forzado al Ministerio de Sanidad a modificar sus protocolos de reparto de vacunas entre las comunidades para garantizarse que todas tengan la posibilidad de inyectar la segunda dosis en el plazo establecido de 21 días. Unos cambios que han provocado el rechazo de territorios como la Comunidad de Madrid o el País Vasco que han ido más lentos en sus campañas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.