Imputan a Alberto Rodríguez, el diputado de Podemos acusado de pegar a la Policía

El parlamentario está acusado de propinar una patada a un agente durante una manifestación en La Laguna (Tenerife) contra la reforma educativa del PP

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez, acusado de pegar a un policía en Canarias / Podemos

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez, acusado de pegar a un policía en Canarias / Podemos

El Tribunal Supremo ha citado en calidad de investigado al diputado de Podemos Alberto Rodríguez por un presunto delito de atentado contra la autoridad y falta leve de lesiones. El Congreso de los Diputados aprobó en diciembre el suplicatorio para que pudiera ser juzgado dada la inmunidad parlamentaria que adquiere por su condición de diputado.

El diputado de Podemos deberá acudir ante la Sala II del Tribunal Supremo el próximo 4 de marzo a las 10:30 de la mañana. La citación se ha concretado tras haber recibido el alta médica, como consecuencia de una indisposición de salut que le obligó a suspender la citación inicial para el 28 de enero.

Los hechos se remontan a antes de la entrada de Rodríguez como diputado. Los incidentes habrían ocurrido el 25 de enero de 2014 en una manifestación contra la LOMCE, la ley educativa del PP, en La Laguna (Santa Cruz de Tenerife). La Fiscalía y el instructor consideran ven indicios en que Rodríguez propinó una patada a un agente.

Un proceso dilatado por el aforamiento en el Tribunal Supremo

La causa se abrió en el Tribunal Supremo a instancias del Juzgado de Instrucción número 4 de La Laguna, que llegó en su día a dictar auto de apertura de juicio oral contra Alberto Rodríguez. Esta investigación quedó sin efecto cuando fue escogido diputado, puesto que pasó a ser aforado por el Tribunal Supremo.

El instructor Antonio del Moral ofreció al diputado la posibilidad, al amparo del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de declarar de forma voluntaria, sin necesidad de cursar el suplicatorio, pero Rodríguez declinó la comparecencia, remitiéndose a la declaración que había realizado ante el juzgado de instrucción de La Laguna.

Podemos votó a favor del suplicatorio

Ante la existencia de indicios de delito, el instructor consideró imprescindible entonces pedir el suplicatorio para tomarle declaración. El suplicatorio fue concedido por el Congreso el diciembre, que se aprobó por unanimidad –lo que incluye los votos de también Podemos–.

Rodríguez se negó a acudir a declarar voluntariamente ante el Tribunal Supremo. A diferencia de otros suplicatorias –como pasó con el exportavoz de CDC, Francesc Homs, o la portavoz de JxCat, Laura Borràs– el diputado declinó ir a la comisión del Estatuto de los Diputados a dar su versión, lo que desencadenó que la formación naranja votara a favor.